Blog 
100 maneras de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

www.arnaubenlloch.com / Soy Periodista especializado en la Inspiración para el Cambio. Mi vocación es la de propiciar la evolución de las personas a través de la palabra.

Sobre este blog de Cultura

En este blog comparto mis inquietudes en temas relacionados con la Inspiración para el Cambio. Mi objetivo es divulgar claves que te ayuden a conectar con esa Fuente universal de la que todos bebemos para impulsarte así a llevar una vida más apacible.


Archivo

  • 16
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Valencia felicidad intuición sentir

    Manera 30: Hazle caso a tu intuición

    La Fuente se comunica contigo a través de la intuición. Ese hilo invisible que hace que tu vello se erice, tu estómago se revuelva, las mariposas revoloteen en tu interior. Entrenar tu intuición es recordar el idioma con el que naces, idioma que vas olvidando a medida que creces y se apodera de ti el lenguaje verbal.

    ¿Cuántas veces más necesitas comprobar que la intuición no falla para hacerle caso de una vez?

    Cuántas otras te hubiera gustado tener en cuenta ese mensaje sutil de desasosiego que desde lo profundo te decía: no vayas por ahí, no es este tu camino.

     

    Manera 30: Hazle caso a tu intuición

    Image by Matthieu Bouriel

    Mente, cuerpo e intuición

    La intuición es algo así como la vibración de lo que está por venir, la conexión con ese algo que es más amplio que nosotros y nos une a todo lo demás y a todos los demás.

    Para favorecer tu relación con la intuición has de trabajar en bajar de tu mente hacia el cuerpo, en habitar bien tu sentir dejando el pensar para lo que verdaderamente sirve. La mente es excelente para ‘el cómo hacer las cosas’, pero ‘el qué hacer’ déjaselo a tus entrañas, a tu corazón que son los que reciben los reflejos desde el faro de la intuición.

    Muchos te dirán que la intuición solo te lleva a hacer locuras, pero bien al contrario dejar de lado la intuición por miedo a equivocarte o al que dirán es lo que provoca la locura de vivir otra vida que no es en esencia la tuya.

    La razón se basa en demasiadas ocasiones en la seguridad de lo conocido y te manda constantemente mensajes de : cuidado que te la vas a pegar, te va a salir mal si cambias, no sirves para eso, eres un mediocre…

    Confía y comprueba

    Para abrirte a la intuición has de estar dispuesto a fracasar y a equivocarte, por ello en las decisiones complejas, la intuición suele ser más fuerte, para que te atrevas a apostar por lo que dentro de ti vibra y por ejemplo puedas elegir la casa de tus sueños simplemente por cómo de bien te hizo sentir cuando la pisaste por primera vez, o por el contrario te puede hacer descartar esa oferta de trabajo que sabes que te aleja de tu sueño.

    Si confías en ti, llegará a tu vida lo que necesitas, pero para ello has de permitirte dar el salto cuántico que precisas. Inventa tu vida, entrénate en distinguir los mensajes lumínicos que vienen de la Fuente, de aquellos otros grises que vienen de tu pasado, de tus miedos y de tus limitaciones.

     Afinar el violín de la intuición

    Trabaja para afinar tu intuición sin caer en la alucinación ni en el optimismo no realista. Practica con las circunstancias que te rodean, diviértete tratando de adivinar situaciones, de observar qué le ocurre a tu cuerpo frente a ciertas circunstancias, frente a diversas personas. Una intuición desarrollada te da la clave para diseñar la vida que quieras llevar, así de sencillo.

    Deja de darle vueltas al coco y siente el momento desde todos los poros de tu piel, encontrarás las respuestas que llevas tanto tiempo buscando, porque no están fuera de ti. Encontrarás las llaves que te abrirán esas puertas que cerraste por miedo a equivocarte.

    Toma de la mano a tu intuición y te llevará lejos, muy lejos, allá donde tú te propongas.

    Manera 30 de conectarte a la Fuente: Hazle caso a tu intuición.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook