Blog 
100 maneras de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

www.arnaubenlloch.com / Soy Periodista especializado en la Inspiración para el Cambio. Mi vocación es la de propiciar la evolución de las personas a través de la palabra.

Sobre este blog de Cultura

En este blog comparto mis inquietudes en temas relacionados con la Inspiración para el Cambio. Mi objetivo es divulgar claves que te ayuden a conectar con esa Fuente universal de la que todos bebemos para impulsarte así a llevar una vida más apacible.


Archivo

  • 08
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Manera 5: Perdona

     Las cosas que hacen o dicen los demás nos afectan y en demasiadas ocasiones nos afectan en exceso.  Aún así,  siempre tienes la posibilidad de gestionar la manera en que reaccionas ante hechos o palabras que te producen dolor.

    El psiquiatra austriaco Viktor Frankl, tras vivir en sus propias carnes el horror de un campo de concentración llevó al extremo esta idea en su obra El hombre en busca de sentido: ‘…Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias...

    Otro gran personaje, Nelson Mandela, fue claro ejemplo del perdón aplicado. Después de 27 años en prisión hizo del perdón a sus captores todo un estandarte. Según Mandela, el perdón es una herramienta poderosa porque ‘libera el alma y elimina el miedo’.  

    El perdón habla de cómo tomar conciencia de lo que te afecta y de cómo dejarlo marchar, no solo para liberar al otro sino para lo que es más sanador, autoliberarte.

    Manera 5: Perdona

      'I'm sorry I forgive you' by Arwa Abouon

     La mochila emocional

     Si pusieras sobre una báscula todo aquello que forma parte de tu pasado emocional, toda aquella carga que te acompaña a todas partes, comprobarías cuanto peso inútil estás acarreando a tus espaldas. Es tal la carga de expectativas frustradas que llevas sobre los hombros que se ha mimetizado con tu cuerpo y sientes que ya forma parte de ti, te identificas con ese equipaje.

    Esa carga parásita merma tu energía vital, si haces el esfuerzo consciente de liberarte de ese pasado sentirás la ligereza llegar a tu vida y podrás despegar para tener una visión mucho más elevada de tu camino.  

    Perdonar significa dejar de castigar a los demás por un momento que ya no va a volver, por mucho daño que te produjera en su momento.

     ¿Por dónde empiezo?

     Empieza siempre por perdonarte a ti mismo. Trata de instalar en tu circuito de pensamiento mensajes como: Soy inocente. Lo hice lo mejor que supe según mi momento evolutivo. No me fustigo por cosas que ya sucedieron y que no puedo corregir desde el presente. Soy inocente y me perdono.

    Solo que repitas estos mantras en unas cuantas ocasiones, sentirás como tu mochila va perdiendo volumen y de ella brotan un par de alas con una envergadura tal que te sentirás elevado.  

    Si te elevas te acercas a la vibración de la fuente, si te acercas a la vibración de la fuente te conectas con ella. De esta manera dispondrás de mucha más energía para centrarte en aspectos de tu vida que verdaderamente necesitan de tu atención.

    Una vez tomas conciencia de que lo primordial es perdonarte, comprobarás que mucha de esa necesidad de perdonar a los demás se ha volatilizado.

    Perdonar no significa olvidar. Hay heridas que seguramente no podrán cicatrizar, lo interesante es que apliques las curas pertinentes para que esas heridas no continúen interfiriendo en tu vida y te permitan vivir un presente libre de rencor.

    Ni siquiera es necesario que le digas a la persona en cuestión que la has perdonado. Hazlo como un mero acto egoísta, perdona.

     Aceptación

     Deja de vivir lastrado por un pasado que ya fue. Esfuérzate en aceptar las situaciones que te hicieron daño y dejar de desear que hubieran sido de otra manera, o de sufrir porque no puedes dejar de pensar que lo que ocurrió fue injusto.

    Acepta que todo eso ya pertenece al pasado y desapégate del sufrimiento.

    Hoy no serías quien eres sin tus errores en el pasado, si te perdonas, das permiso al cambio profundo a llegar a tu vida. 

    La ligereza vital es señal inequívoca de que estás en conexión con la fuente y una de la cosas que mayor liviandad provoca en tu ser es la práctica del sincero perdón.

    Te invito pues a desconectar del pasado para disfrutar del futuro.

    Tómate tu tiempo, pero ¡atrévete! Manera 5 de conectarte a la fuente: Perdona.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook