Blog 
¡A mi blog vas!
RSS - Blog de Clara Montesinos

El autor

Blog ¡A mi blog vas! - Clara Montesinos

Clara Montesinos

Publicista y periodista. Apasionada de los medios de comunicación, de Internet, de las redes sociales y de todo lo novedoso. Y muy puntillosa con la sociedad, la política y las cosas de la vida.

Sobre este blog de Sociedad

El blog de lo sorprendente, de lo cotidiano, de lo real. Todo aquello que me molesta, me crispa o me deja con la boca abierta a mi blog va de cabeza. Así es. Un lugar en el que podéis pasar el rato y con el que pretendo sacaros una sonrisa, que reflexionéis o simplemente que os entretengáis.


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Qué dónde está la escoba?

    Una puesta en común de costumbres y hechos caseros sacan a la luz desastres de la raza y de los genéros. Desastres catastróficos bajo mi punto de vista. A lo que yo llamo puesta en común otros lo llamarían chafardeos o cotilleos. Pero lo que realmente es: cena de chicas de los miércoles.
    Como ya os he contado, casi todos los miércoles cenamos las amigas mientras los chicos se van a jugar al póker. Todo por cobardia, porque si jugáramos juntos les desplumábamos en un plis plas.
    Cada semana la cena era en casa de una de nosotras y la anfitriona enseñaba algo que sabía hacer. Hemos hecho desde yoga hasta náutica pasando por clases de mus.
    Ahora, que el énfasis didáctico se nos ha pasado, seguimos quedando para vernos y ponernos al día de detalles que el Facebook no permite. El otro día fue una auténtica noche de chicas con esmaltes de mil colores y manicura mientras hablábamos y reíamos. Sobre todo reíamos.
    Tarde o temprano sale a la luz lo que nos molesta de nuestras parejas. Siempre está lo típico: si es desastrado, si no recoje como a mi me gusta...clásicos del género masculino, normalmente.
    Pero hay cosas que se repiten generación tras generación y que si yo fuera chico me mordería la lengua antes de hacer alguna de las preguntas célebres que comentamos esa noche.
    ¿Cómo es posible que después de estar viviendo durante ocho meses en una casa de treinta metros cuadrados el chico le pregunte a la chica: "la escoba, dónde está"? ¡Perdona!? "¡En mi vagina, está en mi vagina!", saltó la chica boquiabierta en medio del salón-comedor-habitación-cocina. Abrió la puertecita del armario y cayó la dichosa escoba.
    Va a ser cultural, social, o yo qué sé qué pero si alguien ve normal que yo esté en el sofá, mi pareja se vaya a la cocina y desde allí me pregunte: "¿Está para vaciar el lavaplatos?" ¡¡Perdona (de nuevo)!!! De los creadores de "Cariño, ¿dónde está la escoba?", llega a sus hogares "Amorcito ¿esta carne está buena?" Próximamente en los juzgados de España.
    A ver si entre los nuevos própositos para el año nuevo que tan poco me gustan, entre todos hacemos algo por esta dependencia parejil "unilateral". Podéis practicar este fin de semana. ¡Ánimo!

    Podéis leer este post en ¡A mi blog vas!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook