Blog 
¡A mi blog vas!
RSS - Blog de Clara Montesinos

El autor

Blog ¡A mi blog vas! - Clara Montesinos

Clara Montesinos

Publicista y periodista. Apasionada de los medios de comunicación, de Internet, de las redes sociales y de todo lo novedoso. Y muy puntillosa con la sociedad, la política y las cosas de la vida.

Sobre este blog de Sociedad

El blog de lo sorprendente, de lo cotidiano, de lo real. Todo aquello que me molesta, me crispa o me deja con la boca abierta a mi blog va de cabeza. Así es. Un lugar en el que podéis pasar el rato y con el que pretendo sacaros una sonrisa, que reflexionéis o simplemente que os entretengáis.


Archivo

  • 03
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Y de repente no estás en el salvapantallas

     ¿Cómo demostramos nuestro amor? ¿Qué prueba necesitamos de la otra persona para saber si de verdad nos quiere? ¿Una carta? Ya no se estila. ¿Unos bombones? Vamos cara a verano así que tampoco... Si nos centramos en el mundo moderno, tal vez el amor se cuantifique con el número de Whatsapps que te envía. Puede que haya algún novio contando las veces que le han etiquetado en fotos o sumando retuits hechos por la pareja.

     

    Preguntando a la gente, la mayoría coincide: "llevo una foto en la cartera de mi novio/a" Y es verdad, todos solemos llevar una fotito, de esas que la pareja ha seleccionado porque sale bien o pasable. Porque ya sabemos lo que pasa con estas dichosas fotos...

     

    Esas fotos han traspasado la piel de la cartera para ocupar los salvapantallas de los ordenadores, tablets y móviles. Además son mucho más bonitas y las renovamos con más frecuencia. 

     

    ¿Cómo puedes descubrir si ha pasado demasiado tiempo desde la última vez que estuviste con ella? ¿Si la has llamado poco? ¿Hace mucho que no tenéis una cita en condiciones? Revisa su móvil. No para cotillearlo. Simplemente observa la pantalla. ¿Estabas? ¿Y ahora? Y que pasaría si de pronto no aparecieras en ese salvapantallas.

     

    Estas fotos sí que miden el amor. ¿O no?

     

    También puedes leer este post en el ¡A mi blog vas! 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook