Blog 
BA-LON-CES-TO y algo más
RSS - Blog de jose luis garcía llagües

El autor

Blog BA-LON-CES-TO y algo más - jose luis garcía llagües

jose luis garcía llagües

Periodista por vocación. Fotógrafo por afición. Actualmente soy redactor de fin de semana en el diario Levante. En mis ratos libres -muchos, la verdad- hago lo que quiero. O puedo.

Sobre este blog de Deportes

En este humilde ciberespacio hablaré preferentemente sobre uno de los deportes que más me apasiona: el baloncesto. Eso sí, quizá alguna vez me dará por reflexionar sobre algún libro leído, alguna injusticia o algún espacio televisivo. En cualquier caso, lo que quiero es mostrar mis opiniones propias...


Archivo

  • 21
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Regresoalfuturo backtothefuture martymcfly Delorean

    Oda a Marty Mcfly, oda a Regreso al Futuro

    Como de lunes a viernes no vivo sufriendo los dictados del reloj y el calendario, raro es el día en el que me levante antes de las 11 de la mañana. Y hoy el comienzo del día no ha sido diferente. Tras desayunar un gran tazón de café con leche -soy un enganchado al oro negro, he de reconocerlo- he encendido el móvil y he consultado las redes sociales. Otra de mis recurrentes manías. Y, tras leer -e incluso compartir- varias publicaciones de contactos de vida más mañanera, me he dado cuenta de que hoy es es un día marcado en rojo para muchos cinéfilos. Para muchos de aquellos niños que crecimos pegados a las televisiones gracias a las grandes historias de Hollywood. Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty Mcfly arrancará su Delorean dejando atrás surcos de fuego y alquitrán ennegrecido. Viajará hacia lo desconocido. Viajará hacia al futuro.

    La saga de #Backtothefuture fue uno de los productos mas exitosos que nacieron de la factoría de Steven Spielberg durante su época más fructífera y las películas que la forman aún son cintas de culto para muchos. Desde que H. G. Wells publicara su minuciosa obra La Máquina del Tiempo en 1895 -aunque la alteración del espacio-tiempo ya se había tratado en obras anteriores- el anhelo del ser humano por superar los límites del cronos siempre ha estado ahí. Y Regreso al Futuro convirtió este deseo en un espectacular producto de ocio. ¿Quién no se acuerda del patinente volador de tonos rosas con el que el personaje surcaba el aire? ¿O de la chaqueta que se autosecaba y se ceñía a la talla de su portador? ¿Quién no ha soñado con tener un coche de alas abatibles que se levantara del suelo? Algunos de esos productos llegaron a fabricarse, como las zapatillas molonas con luces y tejidos similares a las escafandras de los astronautas o el ya mencionado Delorean, que llegó a venderse en subasta en España a través de la plataforma virtual Ebay. Sin embargo, su adquisición no estaba pensada para los pequeños bolsillos. Para los de los periodistas que solo trabajamos durante el fin de semana.

    Pero, los sueños sueños son y muchos hemos sido los que hemos anhelado ponernos en la piel del joven Mcfly. Al menos por un día. Y es que el mundo de #Backtothefuture era uno de los grandes atractivos de la saga. Hace tiempo que no veo las cintas -no descartó visionar hoy la primera, que descansa en mi disco duro de míticas- pero puedo señalar algunas cosas que hoy sí se dan, aunque la realidad no tiene el encanto de la ficción. La contaminación está ahí. En algunas grandes ciudades -yo he viajado a Tokio y lo he visto, me falta Nueva York aún- las grandes pantallas sí pueblan las calles. Las marcas y la moda mandan en el día a día. Y en algunas tribus urbanas la estética de tipo steampunk o gótica es el signo diferenciador.

    Sino recuerdo mal, los personajes de la película llegan a California tras cruzar las barreras del espacio-tiempo. Sin embargo, la estética futurista conseguida en la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CAC) tras los miles de millones derrochados quizá confunda al GPS del coche fabricado por Doc y en realidad el aterrizaje sea entre los lagos artificiales de la Valencia más cool. Y que nadie usa. Los edificios del citado complejo se encuentran a escasos 15 minutos de mi casa y creo que acabo de elegir el destino para la excursión urbana que suelo hacer después de comer. Si Marty Mcfly aterriza en Valencia lo hará un poco antes de las 16:30. Quizá no tenga reparos en prestarme su coche para que yo también haga un viaje...

    Oda a Marty Mcfly, oda a Regreso al Futuro

    PD: Los medios ingleses cada vez me gustan más. The Guardian ha configurado una página con las mejores publicaciones en redes sociales sobre la efeméride en todo el planeta. ¿No digáis que no mola?. Eso sí es estar a la altura...

    @jlgllagues

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook