Blog 
cahiers de doleance
RSS - Blog de romualdo peris garcia

El autor

Blog cahiers de doleance - romualdo peris garcia

romualdo peris garcia

Ni mas ni menos que un ciudadano mas, alguien que nunca ha dejado de decir basta, aún existe demasiada mentira, tirania y miseria en el mundo para rendirse, tan solo cuando se cumpan los eones del tiempo puede que el hombre consiga la libertad, la igualdad y la solidaridad, por ello debemos seguir ...

Sobre este blog de Comunitat

Nada hay ni en los cielos, ni en la tierra, ni en su fondo o en el fondo de los océanos, que no pueda ser estudiado, comentado, criticado, en el ejercicio del derecho a la libre opinión y expresión de los pensamientos, a la luz de la libre conciencia y la razón humana, sobre ellos se basa la libe...


Archivo

  • 03
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De lealtades.

     

    Siempre cuando el derrumbe de un imperio, reino, dictadura o gobierno se hace inminente y surgen las primeras deserciones entre aquellos que lo mantenían, se utiliza el discurso siempre repetitivo de la lealtad debida, exigiéndola a los demás correligionarios aquellos que han sido los pilares sobre los que se ha mantenido el líder, a sabiendas que la caída del mismo inevitablemente les arrastrara mas pronto que tarde, aunque algunos pretendan refugiarse en fortaleza o bunkers esperando que sus fieles puedan salvarlos, pero sus “fieles” ante el desastre puede que sean los primeros en desertar, esperando encontrar un nuevo capitán con el que intentar conseguir una nueva victoria, pirrica victoria si no es la libertad ,la igualdad y la solidaridad el premio a la misma.

    En democracia solo puede existir una lealtad, la lealtad al pueblo soberano, a sus necesidades, a su futuro, no cabe ni por un momento exigir la lealtad para aquellos que han sido elegidos por el mismo y han perdido la confianza en ellos depositada, esa lealtad mal entendida puede desembocar en las llamadas revoluciones, ejemplo de ello son las contra  revueltas que están produciéndose en el Magreb.

    Pero no solo existe la lealtad debida al pueblo, si no también la lealtad a las ideas, a la ideología, a la identidad, a los militantes de los partidos políticos, ellos y no otros son los detentadores del poder de elección en los mismos, aunque en muchas ocasiones se les burla y se les ignora, se les considera prescindibles, cuando eso ocurre nos encontramos con el mismo problema, y el líder y sus acólitos responsables no pueden entonces pedir aquello de lo que ellos mismos han carecido y que en consecuencia no han tenido con los ciudadanos, con sus ideales,con su identidad, con su origen,no, no nos pueden pedir : lealtad.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook