Blog 
cahiers de doleance
RSS - Blog de romualdo peris garcia

El autor

Blog cahiers de doleance - romualdo peris garcia

romualdo peris garcia

Ni mas ni menos que un ciudadano mas, alguien que nunca ha dejado de decir basta, aún existe demasiada mentira, tirania y miseria en el mundo para rendirse, tan solo cuando se cumpan los eones del tiempo puede que el hombre consiga la libertad, la igualdad y la solidaridad, por ello debemos seguir ...

Sobre este blog de Comunitat

Nada hay ni en los cielos, ni en la tierra, ni en su fondo o en el fondo de los océanos, que no pueda ser estudiado, comentado, criticado, en el ejercicio del derecho a la libre opinión y expresión de los pensamientos, a la luz de la libre conciencia y la razón humana, sobre ellos se basa la libe...


Archivo

  • 23
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Derecha o izquierda, da lo mismo, gana la banca.

     

    Seria de lo mas justo tomar esa medida,piso por deuda, pues si se analiza los sucesivos gobiernos lo único que ha hecho es proteger la usura de los financieros, es muy simple, se acude a un banco o a una caja y se solicita un préstamo, por supuesto hipotecario, el banco por medio de tasadores valorara el inmueble, si bien esa hipoteca ya ha sido concedida al constructor o promotor de las viviendas, en cuyo caso se traspasa la hipoteca al comprador.

    Mas, volvamos al primer caso, los tasadores, elegidos por el banco y pagados por los clientes, valoran el inmueble, por supuesto no se puede dudar de la honradez de la valoración, y según reza se hace a precio de mercado, y bingo, sobre esa valoración el banco que de tonto no tiene nada te concede un préstamo sobre el ochenta por cien del valor tasado, con lo cual se garantiza un suculento veinte por ciento para poder cubrir una fallida.

    Y ya tenemos el piso, el adosado, el chalet, la vivienda y de sopetón nos cae como una losa la crisis financiera, esa que todos los currantes estamos pagando y que a financieros y especuladores les sale gratis aun siendo ellos los culpables de la misma, verbi gratia a las inyecciones de capital publico hecho por el estado con la bendición sun sun corda de la oposición de derechas como no podría ser de otra forma, y claro esta el trabajador de cabeza al paro, y con el mismo no se pueden atender los vencimientos del préstamo, y claro los bancos quieren recuperar lo prestado, y como no hay visos de solución primero embargan y después ejecutan, y ahí esta la trampa, amparad y consentida no solo por el actual gobierno si no también por los anteriores, el banco no quiere el bien con el que se garantizo la operación, ese que el mismo valoro y taso, ese mismo al que le menguo un veinte por cien del valor a el atribuido por sus servicios, el quiere dinero constante y sonante, y claro esta para conseguirlo pone en subasta el inmueble, todo el mundo en España y parte del extranjero sabe como funcionan, puede que de limpias no tengan ni el nombre, pues eso es un corralito de expertos profesionales, y claro esta nadie puja por el mismo, y a la tercera el banco, un usurero empedernido con el placet del gobierno, se queda con el inmueble por el cincuenta por cien del valor de la tasación, la jugada es perfecta, puesto que el resto de capital pendiente del préstamo una vez descontado el montante conseguido tendrá que seguir pagandolo el sufrido ciudadano.

    Queda por lo visto muy claro que si este tipo de operaciones no entran dentro del delito de usura, pueden que entren de lleno en el terreno de la estafa, cuando alguien deja en prenda de un préstamo un brazalete de diamantes valorado y tasado, si no puede pagar el banco se da por pagado con el mismo, lo mismo ocurre si son otro tipo de joyas, obra de arte, oro, etc, pero esta visto que con los inmuebles no ocurre los mismo, por una sencilla regla de tres el gobierno y mas uno que se dice socialista, deberí de promulgar una ley por la que los prestamos hipotecarios fallidos quedaran cubiertos con el valor del inmueble, dado que los bancos conceden un ochenta por cien de valor, una ganancia del veinte por cien de ese valor, no es una ganancia es avaricia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook