Blog 
cahiers de doleance
RSS - Blog de romualdo peris garcia

El autor

Blog cahiers de doleance - romualdo peris garcia

romualdo peris garcia

Ni mas ni menos que un ciudadano mas, alguien que nunca ha dejado de decir basta, aún existe demasiada mentira, tirania y miseria en el mundo para rendirse, tan solo cuando se cumpan los eones del tiempo puede que el hombre consiga la libertad, la igualdad y la solidaridad, por ello debemos seguir ...

Sobre este blog de Comunitat

Nada hay ni en los cielos, ni en la tierra, ni en su fondo o en el fondo de los océanos, que no pueda ser estudiado, comentado, criticado, en el ejercicio del derecho a la libre opinión y expresión de los pensamientos, a la luz de la libre conciencia y la razón humana, sobre ellos se basa la libe...


Archivo

  • 25
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El mañana: una pesadilla.

     

    Mañana ya no, hoy y no solo en el Japón, los culpables esos que tan solo piensan en su bolsillo,esos que solo encuentran y dan una sola respuesta, desastrosa, peligrosa para el orbe, la energía nuclear, esto solo tiende a agravar otra crisis , esa que lleva aparejada la destrucción del medio, el cambio climático, la desaparición de las especies, el hombre neo liberalista hasta ahora simple depredador, se ha convertido en exterminador, la pesca intensiva, la destrucción de las selvas, los mil y un incendio forestales, la macro urbanizaciones, tantos y tantos factores que están produciendo la muerte acelerada de la vida, de los ecosistemas del planeta.

    Puede ser que el primo de alguien o incluso algún político retirado menosprecie, incluso desprecie todo y a todos aquellos que claman como voces en el desierto que hay un punto del cual va a ser imposible dar marcha atrás, puede ser que aquellas películas de los años setenta como el síndrome de China o la Pesadilla dejen de ser una ficción y se conviertan en una cruel y nefasta realidad.

    Hoy los jardines de las grandes ciudades, son los nuevos bosques, campan por sus arboles y calles, nubes de mirlos, palomas torcaces, cernícalos y halcones sobrevuelan los tejados, las gaviotas ya no vuelan en las playas, ni se sumergen en las azules aguas, ya no necesitan pescar, se alimentan de basura de los macro vertederos, mientras en pleno bosque mediterráneo, en la carcaba, aquella que él amaba y nos enseño amar Felix de la Fuente, están vacías, los cortados farallones donde antaño el águila vigilaba, donde grajas y cuervos revoloteaban son mudos muros de piedra gris, el silencio del páramo desierto, esos inmensos trigales de la ancha Castilla, en ellos ya no se ve a maese raposo cazar topillos, el veneno, los lazos, las matanzas indiscriminadas, si matanzas, pero autorizadas no se sabe muy bien por quien, pero si para que, para la protección de las especies cinegeticas, que han cambiado a sus enemigos por otro mas mortal, por otro depredador mas cruel, pues mata por matar cuando no tiene la necesidad de hacerlo, pero ese depredador desprecia a los insignificantes lirones, ratones,, los mil y un pequeño roedor sin valor cinegetico, sin que nadie que los controle no tardaran en devenir en plagas.

    El hombre, la cúspide de la pirámide, el mayor depredador, que se esta convirtiendo en exterminador , puede acabar convirtiéndose en victima.

    Si los montes, los campos, estarán vacíos, desiertos, los habremos vaciado a conciencia, pero por el contrario nuestra ciudades serán las nuevas selvas, los nuevos bosques, donde los animales encontraran refugio y alimentos, la protección del mismo hombre contra el hombre, incluso puede que a no tardar nos encontremos algún cocodrilo en las alcantarillas, o alguna anaconda entre los setos.

    Nadie habla y a nadie le parece importar esta crisis,aunque ella lleva aparejada una tierra muerta, sin vida, al menos humana, los animales salvajes poseen una ventaja sobre el hombre al minuto de nacer pueden correr y valerse por si mismos, ellos poblaran las desiertas ciudades, ese es el panorama que se vaticina, y nadie pone freno a esta debacle, esa es la herencia que vamos ha dejar a nuestros hijos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook