Levante-EMV » Blogs »

Deportes

  • Deportes

  • Blog de
    27
    Noviembre
    2015
    Demasiada manga ancha, paciencia o como quiera llamarse. Eso es lo que está teniendo Lim con Nuno. Es el único. La afición hace ya muchos partidos que no cree en el entrenador ni en el equipo, y lo que es peor, ni los propios jugadores parecen sentirse identificados. No caben excusas. El inicio de temporada es lamentable y no puede escudarse en que, al menos, se está disputando la Champions. Ahora mismo se está más fuera que dentro de esta competición y me atrevo a decir que por deméritos del Valencia más que por méritos de otros equipos. Hay que jugársela a una carta sin depender de uno mismo. Vamos, que tiene que darse la tan manida carambola. Con estos mimbres llega un partido complicado como la visita al Pizjuán a un Sevilla que, ni mucho menos, está mejor que el Valencia. Los de Emery ya están eliminados de la Champions y también necesitan de carambola pero para ir a la Europa League. Competición a la que parece abocado el Valencia. Sinceramente no me apetece ver el partido. El equipo no me transmite nada. Más aún, aburre. Una pérdida de balón por aquí, un mal pase por allá, un centro al limbo, otro a las manos del portero y así una detrás de otra. Los rivales superan al Valencia con poco y así es muy difícil. Sólo se salva Jaume, con el que nadie contaba y que las lesiones de compañeros le brindaron una oportunidad que vaya si la ha aprovechado. Pero él no mete goles y sin esta salsa el fútbol no es lo mismo. Pese a todo, y como siempre, ¡¡amunt!!. Sígueme en twitter: @javiabietar ...
  • Blog de
    09
    Octubre
    2015
    Real Madrid y Boston Celtics jugaron ayer el último de los envites entre equipos europeos y americanos. Más de 120 encuentros y solo 15 en el bolsillo de los europeos. Entre el estilismo y la fuerza. Entre FIBA y NBA. Y, tal como ocurrió 27 años antes -en el mismo escenario, con los mismos combinados y el mismo marcador- el baloncesto made in USA tumbó al del Viejo Continente. Y, aunque hayan pasado casi tres décadas, todo apunta a que persisten las mismas diferencias. Como previa al partido de ayer, Canal Plus Deportes ofreció la primera visita de un conjunto NBA a Europa, encuentro que jugaron Fernando Martín, Larry Bird, Danny Ainge, Txetxu Biriukov, Robert Parish y Drazen Pretovic; entre otros. Y fue una gozada rememorar aquel baloncesto. Aunque durante los últimos tiempos se habla de la vuelta del shot and gun y del estilo centrado en correr y defender, las imágenes demuestran que todo está inventado. Que aquello ya se hacía entonces. Y que el físico de los americanos fue y aún es muy superior en los parquets.   Es cierto que el equipo de Pablo Laso ha comenzado la temporada a medio gas, lastrado por las competiciones de verano y por las lesiones. Pese a ello, se demostró que poco hay que hacer contra la NBA. Al menos, de momento. La tercera unidad de Boston -ojo al tal Rozier- plagada de novatos y shopomores -jugadores de segundo año- se merendó literalmente a un Real Madrid sobrepasado entre finales del segundo cuarto y principios del cuarto. El equipo ACB aguantó poco más de 30 minutos. Y los jóvenes celticos mostraron sus puntos fuertes: defensa, asfixia, salto... demasiado contra el Chacho, Llull y Thompkins. El partido fue una fiesta -eso sí- con una realización muy diferente a lo acostumbrado, con mucha atención al público -en la NBA eso lo miman al máximo- pero con los mismos de siempre mandando. No hay más. ¿Un all-star entre Europa y EE. UU? Hace unas semanas, viendo un partido del pasado europeo con unos amigos debatimos sobre las posibilidades de un equipo formado por los mejores europeos frente a la selección USA. Fui el más escéptico ante una victoria de los nuestros. Es cierto que apetece ver a un equipo formado por Parker, Dragic, Luol Deng -del que más dudas tengo- Pau y Marc Gasol. Y que daría guerra. Pero creo que hincaría la rodilla contra Curry, Harden, Lebron, Griffin y Howard; pese a la batalla de egos. El corazón me dice que estaría bien que me equivocara. Pero, la cabeza me dicta que no lo hago... @jlgllagues ...
  • Blog de
    29
    Septiembre
    2015
    El estadio de Gerland me trae un grato recuerdo. Ha llovido ya cuando allá por el año 2000 un Valencia encabezado por un doble pivote de los mejores que han existido nunca y que formaban Albelda y Baraja, conquistó este estadio. El 'Romario de Aldaia' Juan Sánchez y el propio 'Pipo' llevaron al equipo al triunfo. Ese año el entonces conjunto de Héctor Cúper alcanzó la final de la Champions frente al Bayern. El precedente no es malo y por eso el actual Valencia tiene un buen espejo donde mirarse. Aquel equipo era serio, tal vez no jugara bonito pero era efectivo a más no poder. Y ese es el ejemplo a seguir, al menos en este momento porque a todos nos gusta ver buen fútbol, pero aún nos gusta más ganar. Y es que tal vez pueda sonar a excesivo, pero el Valencia se juega esta tarde ya buena parte de sus opciones de seguir vivo en la Champions. Una nueva derrota después de perder en casa contra el Zénit pondría muy cuesta arriba el pase a los octavos de final, obligando a ganar los otros cuatro partidos incluído el viaje a Rusia. Por eso sumar los tres puntos contra el Lyon es vital. Espero que no haya rotaciones, se necesita el triunfo sea como sea. La experiencia es un grado y, al menos tres jugadores del equipo saben lo que es jugar en Gerland. Abdennour con el Mónaco, Orbán con el Marsella y Feghouli con el Grenoble ya lo han hecho y, en teoría, hoy serán todos titulares. Sin Gayà ni André Gomes como principales ausencias (como si no bastase ya con perder a dos titulares), Nuno debe salir con todo incluyendo los dos delanteros Negredo y Alcácer. No se hizo tan mal frente al Granada pese a acabar sufriendo mucho más de la cuenta por no haber sentenciado el partido antes. También hubo buen juego en la segunda parte ante el Zénit cuando coincidieron en el césped. Hay que arriesgar y no veo mejor momento. Como siempre, ¡¡¡amunt!!!. Sígueme en twitter: @javiabietar ...
  • Blog de
    23
    Septiembre
    2015
    La estela del último Eurobásquet aún no se ha difuminado. Y yo la voy a aprovechar para escribir el segundo post de mi blog. Y lo voy a hacer rememorando una reflexión que me vino a la cabeza cuando España tumbó en la semifinal a Francia con una descomunal exhibición de Pau Gasol, quizá el mejor jugador europeo de los últimos 10-15 años. Sí, pero hablamos un tipo que se lo ha currado y que ha adelantado por la izquierda a toda una hornada de compañeros llamados a liderar este deporte. En España y en Europa. Y en la NBA, por supuesto. Tal y cómo publiqué en mi perfil de Twitter, creo que lo del pívot de Sant Boi tiene aún más mérito si recordamos que en la final del Mundial Junior de Lisboa de 1999 -allí empezó todo- era el cuarto jugador de rotación interior, con una presencia más o menos marginal en el juego del equipo. Ya apuntaba a un jugador de brazos interminables, pero tenía por delante a Germán Gabriel, Antonio Bueno y Felipe Reyes. Era el cuarto en discordia -como mucho el octavo del equipo, aunque metió siete puntos en el envite- y hoy es el número 1. Así, sin más.  Recuerdo que aquel partido lo vi mientras veraneava en Antella. Ha llovido mucho desde entonces, pero a mí el básquet ya me enganchaba al televisor. Ganarle a los Estados Unidos era una proeza. Y los juniors de oro lo consiguieron. Raül López era el timón -creo que habría dominado Europa de no astillarse las rodillas poco a poco con los Utah Jazz-, Navarro volvía locos a los rivales y Germán Gabriel -hoy jugador complemento en la ACB- dominaba la zona. Recuerdo a un tal Drame -alero de color muy físico- que también despuntaba, pero que luego se diluyó como un azucarillo en el café cuando le tocó dar el salto al baloncesto senior. Estados Unidos era un conjunto de saltarines con un par de muñecas muy engrasadas, pero no pudo con los nuestros. Y no tengo ninguna duda de que si hoy se repitiera aquel partido con los mismos jugadores España los doblegaría de nuevo. Y Gasol ya no sería el cuarto pivot. Sería el referente. Una carrera moldeada por un caprichoso Dios del baloncesto Y es que la figura de Gasol se merece no un libro. Sino una enciclopedia. Se fue a la NBA cuando otros compañeros más curtidos tenían miedo de hacerlo -creo que su enemistad con Fran Vázquez viene por ahí- y cuando su entrenador de entonces -un tal Aíto García Reneses- no le auguraba nada bueno en un salto tan prematuro al baloncesto yanqui. Se hizo un nombre en Memphis -donde hoy su hermano es rey- y protagonizó un sorprendente traspaso a los Lakers para poder optar a los anillos. Estuvo a la altura del reto, triunfó y luego fue exhibido como un saldo por los angelinos. Entonces, parecía que el ocaso estaba cerca, pero Gasol calló, acabó su contrato, pegó un portazo y se fue a los Bulls, donde hoy vuelve a competir. Es como si su carrera hubiera sido moldeada por un caprichoso -y cruel a veces- Dios del baloncesto. Ha sido pionero, brillado, reinado, sufrido y ahora se ha levantado de nuevo. En el último Eurobásquet ha dominado como no se veía hace tiempo en un parquet. Hoy ya no es el cuarto pívot. Es el primero en todas las listas estadísticas. Y que dure muchos años.  @jlgllagues ...
  • Blog de
    10
    Septiembre
    2015
    Cuatro días para levantar el vuelo. Eso es lo que tiene el Valencia ante sí con los partidos del sábado en El Molinón y ante el Zénit en Mestalla. Y además lo tiene que hacer sí o sí, por narices o por lo que sea, pero los seis puntos, los ligueros y los del debú en la ansiada Champions, tienen que acabar en el casillero blanquinegro. No vale ninguna excusa. Del inicio de la temporada sólo se salva el pase, y de milagro, a la fase de grupos. Los dos empates ligueros ante equipos netamente inferiores pueden terminar siendo una pesada losa, pero eso sólo el tiempo lo dirá. La primera reválida es frente al Sporting. Recién ascendido aún no ha marcado en los dos partidos disputados. Pero tampoco ha encajado goles y eso que enfrente ha tenido a la Real Sociedad y al Real Madrid. No va a ser fácil y Nuno, pese a que el inicio de la Champions está ya ahí, no debe reservar nada como hizo contra el Dépor o podría volver a ser tarde como sucedió ante los gallegos. Mestalla puede dictar sentencia si el equipo no viene con los tres puntos de Gijón. Con poco tiempo de margen el miércoles llega el, en teoría, uno de los partidos más complicados de la fase de grupos de la Champions. Habrá que volver a jugar sin reservas de ningún tipo para encarrilar el pase desde el primer partido. Empezar perdiendo y en Mestalla sería una muy mala señal. Así que esperemos que Nuno afine en los planteamientos y, si no es mucho pedir, también en los cambios. La rápida aclimatación de Abdennour se antoja básica para echar el cerrojo en defensa toda vez las lesiones de los porteros. ¡¡¡Amunt!!!. Sígueme en twitter: @javiabietar ...
  • Blog de
    20
    Agosto
    2015
    El Valencia ha conseguido un grandísimo resultado contra el Mónaco, pero no debe de confiarse. Todavía queda sufrir, intuyo que bastante, en el partido de vuelta en el Principado. La renta de dos goles es, por aquello del gol marcado a domicilio por los monegascos, no es decisiva. Eso sí, debe dar suficiente moral a los de Nuno para viajar a Francia con confianza en colarse en la fase de grupos de la Champions y hacer historia para el fútbol español siendo el primer país en colocar a cinco equipos en esta competición. El partido fue más emocionante que brillante, pero el resultado es excelente gracias a Feghouli, autor del tercer gol y centrado pese a los rumores que le sitúan en Turquía. Y precisamente el tema de los fichajes es lo que más preocupa, o al menos a mí. Se ha ido Otamendi, que deja 45 millones en las arcas y despeja el aspecto de las fichas de cara al ya pesado fair play financiero. Pero lo cierto es que eso obliga a fichar a un central más para la plantilla que ocupe el vacío que deja el argentino. Difícil papeleta para el que venga, porque al menos eso, que se fiche a alguien. Quedan 11 días para fichar y ahora mismo la única noticia es la posible salida de Feghouli al Fenerbahce. Al menos es un poco preocupante. Suenan muchos nombres como uno que me ilusiona especialmente, el de Lavezzi. Pero la realidad lo único que dice es que un gran jugador como Mangala se ha negado a venir al Valencia. Desconozco sus razones, pero no ha sido muy bueno para la imagen del club. Como siempre, pase lo que pase, ¡¡¡amunt!!!. Sígueme en twitter: @javiabietar   También te puede interesar: Faltan fichajes ...
  • Blog de
    10
    Julio
    2015
    Las semanas que deberían de haber sido de fichajes, de ilusión y de fortalecer el equipo lo han sido de líos y, una vez más, calma tensa en lo social. Salvo, Rufete, Ayala y Peris han dejado de pertenecer a la entidad. El ya ex presidente aludió a temas familiares, pero lo cierto es que la llegada, que finalmente no fue tal, de Rodrigo Caio terminó de tensar las relaciones. Y claro, la baraja se rompió de parte de Nuno y Mendes. Esperemos que sea para bien y que puedan mejorar la enorme labor que realizaron los ya ex miembros del club. En el capítulo de fichajes han llegado dos nuevos jóvenes con una proyección brutal. Santi Mina procedente del Celta por el que se han pagado los 10 millones de su cláusula de rescisión. Parecen muchos, sobre todo con la soga del fair play financiero colgada del cuello del Valencia, pero lo cierto es que creo que es una gran inversión. Si no recuerdo mal ha sido capaz de meter cuatro goles en un mismo partido de liga esta temporada y eso no está al alcance de todos ni siquiera en un partido de pretemporada. La otra llegada es la de Bakkali. Todo lo contrario que Mina, su coste es de cero euros puesto que llega gratis tras finalizar su contrato con el PSV. En ambos casos se trata de mucho futuro, pero el Valencia necesita realidad puesto que la fase previa de la Champions está a la vuelta de la esquina y con tanta juventud puede ser complicado pasarla y quiero recordar que entrar en la fase de grupos es fundamental para el proyecto, sobre todo económicamente hablando. Sígueme en twitter: @javiabietar   También te puede interesar: Calma antes de la tempestad ...
  • Blog de
    26
    Junio
    2015
    El inicio fulgurante en cuanto a fichajes se refiere está ahora en la lógica calma, intuyo, antes del esprint final para reforzar al equipo de cara a la fase previa de la Champions. De momento el Valencia ha hecho una enorme inversión pero únicamente tiene una cara nueva, y eso es poco ilusionante. Se han completado los pagos por los cedidos Rodrigo Moreno y André Gomes (que tampoco está nada mal) y se ha ejercido la opción de compra por Joao Cancelo. La única novedad ha sido la llegada de Rodrigo Caio, que encima lo ha hecho con polémica. Estas inversiones no están mal, pero son pocas y encima ponen en jaque cualquier llegada más puesto que el club ya está por encima del fair play financiero. Esto cambiará si el semáforo se pone en verde para la propuesta de Platini, pero mientras tanto este camino está cerrado y las cuentas hay que cuadrarlas vendiendo jugadores, o cediéndolos como el caso de Vinicius. Como sea pero hay que enderezarlas porque lo que está claro es que deben llegar más jugadores. Fichajes que generen ilusión entre la afición y, también muy importante, que encajen en el proyecto. Esto es, que no creen polémicas, por poner la más reciente, como la de Arturo Vidal. Y todo esto con la mayor celeridad puesto que el mes de julio, y con él la pretemporada, está a la vuelta de la esquina y convendría que todas las caras nuevas estén cuanto antes a las órdenes de Nuno para afrontar con las mayores garantías posibles esos dos partidos de la fase previa de la Champions, para la que queda poco más de un mes. La actual calma debe dejar paso a la tempestad de entradas y salidas para construir el equipo más competitivo que sea posible. Sígueme en twitter: @javiabietar   También te puede interesar: Ojo que vienen ...
  • Blog de
    13
    Junio
    2015
    No ha tardado mucho el Valencia en empezar a reforzarse de cara a la temporada Champions, o al menos para esa fase previa. Aunque supongo que aún quedan bastantes por llegar, de momento ya se ha asegurado a Cancelo, se ha fichado por sorpresa a Rodrigo Caio y, lo más importante pese a que ya se sabía, se ha oficializado el fichaje de André Gomes una vez acabada su cesión. Unos primeros mimbres todavía insuficientes para abordar con garantías esa fase previa vital para el desarrollo del resto de la temporada. Sorprende la llegada sin que nadie lo esperara del brasileño, con pasaporte comunitario, Rodrigo Caio. Parece petición expresa de Nuno e intuyo que, salvo un nuevo giro, tras desembolsar 12,5 millones en el central y pivote defensivo queda prácticamente descartado el fichaje de Imbula, sobre todo por el fair play financiero. Aunque nunca se sabe con el Valencia. El recién llegado es muy joven y carente de experiencia en Europa y, pese a que ha jugado la Libertadores con Sao Paulo, la Champions es otra cosa. Eso sí, pasa a formar parte del peculiar grupo del Valencia con los Rodrigos. De Paul, Moreno y, ahora, Caio. Ahora deberá llegar el delantero, o los delanteros según lo que se quiera hacer con Negredo. Jackson Martínez, una vez más, está descartado puesto que ya parece ser que es jugador del Milan. Así que habrá que buscar en otro sitio. Pretendientes no le faltarán a un club que ofrece, y anda que no gusta eso, el apetitoso caramelo de disputar la máxima competición continental. Cavani, Lavezzi, Llorente, Nainngolan...Y así un nombre detrás de otro. Digo yo que alguno vendrá. Eso sí, que ilusione y que ayude a crecer al equipo. ¡¡¡Amunt!!!. Sígueme en twitter: @javiabietar   También te puede interesar: Hay que arriesgar ...