Blog 
Cocina para Indignados
RSS - Blog de jaime lopez fernandez

El autor

Blog Cocina para Indignados - jaime lopez fernandez

jaime lopez fernandez

Soy Jaime López Fernández, de Puerto Sagunto (Valencia) y escribo el blog www.cocinaparaindignados.com que combina cocina y política con ironía, sentido del humor y ciertas dosis de indignación. ...

Sobre este blog de Gastronomia

Cocina para Indignados (www.cocinaparaindignados.com) es un blog que utiliza la cocina como pretexto para hablar con ironía, sentido del humor y cierta dosis de indignación, de la crisis y la actualidad política, todo ello combinado con recetas atractivas, sencillas, económicas y divertidas. ...


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Almejas Indignadas

     

    Hoy me llamo vagina. Hoy me llamo vagina y vulva y coño. Porque hoy me he sentido más mujer que nunca. Hoy me he sentido dolida, no sé si por mujer o por persona, pero dolida. Hoy he sentido, tal vez, mis entrañas por vez primera. Hoy me he sentido vagina, y leche, almeja y mar. Hoy me he sentido hermana y madre, amiga y compañera. Hoy me he sentido persona herida, persona perpleja y confundida. Hoy me he sentido persona cercenada, privada de libertad y encerrada. Sencillamente persona, ni mujer, ni hombre, persona.

     

    Porque soy persona capaz y digna,  libre e ilusionada y me lo robas, me robas el alma. No tienes vergüenza. Quieres convertirme en persona clandestina y amedrentada, en persona incapaz e indigna, prisionera y desilusionada. Quieres decidir por mí, robarme lo que es mío, mi cuerpo y mi albedrío. Eres ladrón y asesino de mis libertades, y sicario de quienes ven en mí un humano sin alma, sin percatarte que eres tú quién la vendió hace tiempo.

     

    Eres despreciable. Porque yo soy persona ¿sabes? Soy tu madre, tu hermana, tu amiga, tu compañera. Y mujer, sí, mujer también, aunque te duela.

     

    Para todas nosotras que estamos ahí a vuestro lado; para todas vosotras que parís en París o donde os salga del coño, hoy os dedico estas Almejas Indignadas, indignadas con la Ley del Aborto y su atropello. Unas almejas expuestas, abiertas en todo su esplendor, desinhibidas. Unas almejas que abren sus valvas como las piernas, para mostrar la sutil, delicada, turbadora, sugerente y erótica carne que guardan. Acompañaremos con un afrodisíaco aceite de perejil y una leve lámina de ajo a modo de tradicional e indignado antídoto contra vampiros, unos vampiros sin colmillos y con crucifijo y sus representantes en los escaños del congreso.

    Es curioso que siendo mujer haya que tener tantos huevos para soportar semejante atropello de derechos, o precisamente por eso, por ser mujer, los tengas. Por ello que serviremos las almejas sobre una ligera y metafórica cama de huevos revueltos: sobre huevos, por evidente y porque te sobran; y revueltos, porque son las entrañas las que se descomponen con leyes tan injustas por inhumanas.

     

    Que nos aprovechen a todos. Y a ellos, que se les atraganten.

     

    NECESITARÁS (para 4 personas)

     

    ½ kg de almejas (del tipo que prefieras, según sea tu presupuesto. El berberecho está riquísimo en esta receta, pero de una variedad algo mayor la hace más sugerente y evocadora).

    75cl de aceite de oliva virgen aproximadamente.

    Un ramillete de perejil.

    Un puñadito de piñones.

    Sal y pimienta.

    1 diente de ajo.

    2 huevos.

    Escamas de sal marina del mediterráneo al aroma de limón.

     

    ELABORACIÓN

     

    Pica el ramillete de perejil muy fino. Ponlo en el vaso batidor junto a los piñones, el aceite una puntita de sal y de pimienta. Batir. Ya tienes un aceite de perejil. Reservar.

    Mientras tanto, pon las almejas a remojo en agua mineral fría o en gaseosa para que suelten la arena que puedan llevar.

    Pela el ajo y lamínalo muy fino. Sofreír dorándolos lo justo para que no se quemen. Retirar y reservar.

    Pon agua a hervir en una cazuela y cuece al vapor las almejas. En cuanto veas que se abren, retíralas (1’1/2 aproximadamente)

    Mientras tanto, en una sartén con un poquito de aceite casca los dos huevos y los haces revueltos. Salpimienta  ligeramente y añádele una cucharada de aceite de perejil.

    Emplatado: En una fuente llana de tamaño adecuado coloca los huevos revueltos a lo largo formando un rectángulo. Dispón encima las almejas y pinta su carne con el aceite de perejil, colocando una lámina de ajo en el interior de cada una de ellas.

    Adorna el plato con gotas de aceite de perejil y espolvorea levemente con escamas de sal al aroma de limón.

    Umm, el encuentro en el paladar tiene garantizado la intensidad erótica que te sugiere al cogerlas. Que las disfrutes.

     

    NOTA

     

    Puedes prescindir de las escamas de sal, pero los recuerdos a limón le dan un punto delicado al plato que lo agradecerá, siempre y cuando no abuses de su presencia: decora con algunas escamas en plato y rompe presionando con los dedos algunas de ellas sobre la carne de las almejas espolvoreando solo un poquito.

     

    MÚSICA PARA ACOMPAÑAR

     

    Para la elaboración: Back To Black, Amy Winehouse

    Para la degustación: Video Games, Lana del Rey.

    Rotundas, sensuales, singulares…Voces de primera. Voces de mujer.

     

    VINO RECOMENDADO

     

    Prado Rey, Blanco Verdejo, 11. DO Rueda

     

    DÓNDE COMER

     

    Donde la imaginación te lleve, sin ataduras, sin trabas, sin grilletes, sin concesiones. Tú te lo haces, tú te lo comes: donde, como, con quien y cuando te salga de esa parte de tu cuerpo que con tanto empeño se afanan en controlar.

     

    QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS

     

    La indignación es una emoción que requiere de tantas energías como el amor, como el respeto a los demás. Indígnate lo suficiente y sobre todo ama y respeta sin medida, siempre en primera línea de combate. No te hará falta nada más para mantener a raya cuanto ingieras.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook