Blog 
Cocina para Indignados
RSS - Blog de jaime lopez fernandez

El autor

Blog Cocina para Indignados - jaime lopez fernandez

jaime lopez fernandez

Soy Jaime López Fernández, de Puerto Sagunto (Valencia) y escribo el blog www.cocinaparaindignados.com que combina cocina y política con ironía, sentido del humor y ciertas dosis de indignación. ...

Sobre este blog de Gastronomia

Cocina para Indignados (www.cocinaparaindignados.com) es un blog que utiliza la cocina como pretexto para hablar con ironía, sentido del humor y cierta dosis de indignación, de la crisis y la actualidad política, todo ello combinado con recetas atractivas, sencillas, económicas y divertidas. ...


Archivo

  • 30
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apechugas Triple A

     

    Un año nunca termina de irse cuando algunos de los acontecimientos en él acaecidos dejan una huella entristecida en el recuerdo o condicionan el devenir de los siguientes. 2013 se va como empezó: gris y otoñal y a su vez sin culpa y condicionado por la huella entristecida de 2012, como en una cansina letanía de penas adjudicadas sin pedirlas y aceptadas.

    Últimamente el paso del tiempo nos tiene habituados a que las hojas de los derechos laborales y ciudadanos se desprendan forzadas por la tijera inmisericorde del Podador sin escrúpulos. Ya estamos acostumbrados. Parecen gravitar en una atmósfera densa y expectante, pero su caída es imparable por más que el aire juegue con ellas y las levante de tanto en tanto, porque es la mano del Podador sin escrúpulos la que hay que detener.
     
    2013 nos ha enseñado muchas cosas. Nos ha enseñado que las mujeres a pesar de tener útero no son sus dueñas: lo poseen únicamente en usufructo, porque el verdadero propietario es el estado, dado que ellas no saben qué hacer con él.
     
    Nos ha enseñado que “concertina”, lejos de ser un nombre hermoso que sueña convertirse en instrumento musical, es un alambre fiero y brutal que desgarra la carne de quien ya tiene el alma desgarrada y deja prendida en él su esperanza.
     
    Nos ha enseñado que es imposible elaborar una ley que regule unos desahucios injustos e inhumanos, pero que basta unas semanas para confeccionar otra que paraliza los escraches o cualquier movimiento a través del cual los políticos se sientan acosados.
     
    Nos ha enseñado que el miedo es un arma muy peligrosa en manos de los gobiernos y que una ley de ciudadanía desmedida y vergonzante protege a quien la promueve y suscita la parálisis colectiva.
     
    Nos ha enseñado que el derecho a la huelga puede ser tan solo un recuerdo con unos servicios mínimos a máximos y el máximo de cinismo al imponerlos.
     
    Nos ha enseñado que muchos de los altos cargos del partido popular han recibido durante años sobresueldos en dinero negro de manos de su extesorero, amigo y delator,  porque con el dinero que cobraban del partido no podían mantener la vida digna que sus familias merecían. Seguramente porque sus familias merecen más dignidad que las que tienen que malvivir con un salario mínimo vergonzoso y congelado.
     
    Nos ha ensañado que casi todas las empresas del Ibex evaden impuestos y que el fraude fiscal de las grandes corporaciones supone alrededor del 80% del existente año tras año, pero que es al trabajador que defrauda al que hay que perseguir porque es él con su actitud quien frena el avance de la economía.
     
    Nos ha enseñado que al grito de independencia se pretende ocultar la pésima gestión económica de una región y que hay quien es capaz de agitar banderas por erigirse en salvador de los valores patrios, aún a riesgo de hundir en la miseria a sus conciudadanos.
     
    Nos ha enseñado que no hay nada más peligroso que aquellas leyes que llevan los nombres de quienes las promueven, como la ley de Educación, que convierte un derecho universal en un privilegio para una cada vez más amplia mayoría.
     
    ¡Ah, sí! También nos ha enseñado que Madrid is fain, a pesar de no ser Olímpica. Y que Urdangarín, además de un yerno real, en este blog (www.cocinaparaindignados.com) es un chorizo que hecho a la llama de un orujo encendido, se convierte en Urdangarines al infierno…y están buenísimos.
     
    Sí, han pasado muchas cosas y una de ellas muy cierta: que caen las hojas de los derechos civiles y laborales y bailan ingrávidas y gentiles como pompas de jabón en medio de una atmósfera densa y expectante. Y somos nosotros los que con nuestro aliento y sin desfallecer han de mantenerlas ahí arriba, sin parar de soplar, aventando con fuerza frente a la mano inmisericorde del Podador sin escrúpulos.
     
    Todas las cosas pasan por algo, algunas de ellas por sumisión e incluso otras por imbéciles. Sin embargo, el año que entra nos brinda 365 oportunidades para enmendarlas. Es por eso que deseo un 2014 cargado de desobediencia. Deseo que 2014 sea el año de la Desobediencia Civil con mayúsculas, el año de las luces, el año que vivimos peligrosamente, el año de la Recuperación, la nuestra, no la de ellos. Deseo que 2014 rompa por fin la letanía cansina y fea de penas adjudicadas y no pedidas, de penas a golpe de decreto de un gobierno de absurda mayoría.
     
    Y para celebrarlo y entrar con fuerza a un año lleno de oportunidades con estilo y espíritu sibarita,  nada mejor que este plato: unas deliciosas Apechugas Triple A. Porque hagamos lo que hagamos y a pesar de lo que logremos, vamos a continuar apechugando con todo cuanto nos echen encima. Y ya puestos a apechugar, hagámoslo con tanta dignidad como lo hacen estas apechugas de pato, este magret. Lo vamos a acompañar con una deliciosa salsa de Oporto, unas manzanas caramelizas y unos bombones de foie de pato…No te va a hacer falta mejor agencia de calificación que tu propio paladar para comprobar que este plato, además de solvencia contrastada, es un campeón que nos permitirá afrontar el nuevo año con ánimos renovados.
     
    Feliz 2014 y que aproveche.
     
    NECESITARÁS (para 4 personas)
     
    • 2 apechugas de pato o magret.
    • 2 ½ manzanas.
    • Aceite.
    • 2 cucharadas de azúcar.
    • Un chorrito de vinagre de Módena.
    • 200cl de vino de Oporto.
    • 1 cucharada de confitura de castaña (opcional).
    • Un puñadito de pasas de corinto.
    • 100gr de micuit de calidad.
    • 100gr de nata líquida.
    • 1 huevo.
    • 1 cucharada de crema de champiñones en polvo.
    • 1 poquito de sal y de aceite.
     
    ELABORACIÓN
     
    1. Coger las apechugas y practicar unos cortes en la parte grasa a lo largo cruzados de forma que hagan un enrejado. Dorar durante 1’ en una sartén sin aceite por la cara grasa y 1’ por la magra. Introducir al horno precalentado a 180º durante 4’-5’. Reservar.
    2. Pelar 2 manzanas, descorazonar y cortar en gajos gruesos. Poner unas gotas de aceite en una sartén, echarles una pizquita de sal y sofreír. Cuando vea que ya casi están, añade sobre los gajos una buena cucharada de azúcar, remover y dejar que sigan friendo. Para evitar que el azúcar se caramelice en exceso y se pegue a la sartén añade un poco de vinagre de Módena. Dejar evaporar y cuando veas que las manzanas están blandas y han adquirido un bonito color dorado, ya están. Ya tienesmanzanas caramelizadas.
    3. Corta media manzana en trocitos pequeños, introdúcelos en un cazo e incorpora el vino de Oporto, la cucharada de confitura de castañas y la de azúcar. Deja cocer hasta que la manzana esté bien blandita. Pasar por la batidora. Introduce el puñadito de pasas en un vaso con Oporto que las cubra. Meter al microondas 1’ a potencia máxima. Deja enfriar y escurre. Incorpora las pasas a la salsa. Ya tienes una salsa de Oporto.
    4. Coge el huevo y separa la yema de la clara y monta ésta a punto de nieve (que esté a temperatura ambiente para que te salga bien. Unas gotitas de limón y una pizca de sal te ayudarán). Mezcla con la yema el foie, la cucharadita de azúcar, la cucharada de polvo de puré de champiñones y remueve. Lleva a ebullición la nata líquida e incorpora removiendo bien todo. Ve incorporando las claras a punto de nieve poco a poco y que coja la masa un aspecto esponjoso. Coge un molde de horno de silicona para hacer bombones o pequeños flanes, píntalos de aceite para que no se peguen y llénalos con la masa. Introdúcelos al horno precalentado a 170º unos 20’. Sacar, dejar enfriar y desmoldar. Ya tienes bombones de mousse de foie.
    5. Emplatado: pintar una raya de salsa en los extremos de la cual colocamos 2 bombones de mousse de foie. Sobre los mismos un poquito de caramelo líquido. Detrás de cada bombón dos gajos de manzana caramelizada, un poquito más cerrados que los bombones y acabando el triángulo amoroso láminas de apechugas de pato mojadas con una línea de salsa de Oporto. Decora con unas pasas y algo de la salsa.
    6. Este sí es un trío de ases auténticamente triple A. Que lo disfrutes.
     
    NOTA
     
    Puedes prescindir de la confitura de castaña en la salsa de Oporto, aunque le da una textura y sabor muy de agradecer, haciéndola más suave y original.
    A los bombones, en lugar de polvo de crema de champiñón, puedes ponerle las especias que te gusten o lo que la imaginación te sugiera. También puedes sustituir el caramelo líquido por un azúcar moreno caramelizado al soplete. Desde luego le da un toque sofisticado que tus acompañantes te agradecerán.
     
    MÚSICA PARA ACOMPAÑAR
     
    Para la elaboraciónSirens, Pearl Jam
    Para la degustaciónTower of Song, Leonard Cohen & U2
     
    VINO RECOMENDADO
     
    Hiriart Lágrima, R-12. DO Cigales
     
    DÓNDE COMER
     
    Es un plato sofisticado, para recibir el año tan dispuesto y apasionadamente como deseas que transcurran sus días. Compártelo con tu pareja, a solas, en compañía de unas velas que iluminen lo suficiente para percibir la luz de sus ojos, con la mesa bien vestida y la rotunda voz de Cohen envolviendo el ambiente…No sé si lo acabarás.
     
    QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS
     
    Creo que habéis sido incapaces de acabaros todo. No hace falta decir más, ya eres mayorcito y sabrás que el amor o mejor dicho, practicarlo, es un potente antídoto contra la retención de líquidos varios. Sé generoso y repite cuantas veces sea necesario, porque un plato triple A bien merece un triplete para celebrarlo.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook