Blog 
Cocina para Indignados
RSS - Blog de jaime lopez fernandez

El autor

Blog Cocina para Indignados - jaime lopez fernandez

jaime lopez fernandez

Soy Jaime López Fernández, de Puerto Sagunto (Valencia) y escribo el blog www.cocinaparaindignados.com que combina cocina y política con ironía, sentido del humor y ciertas dosis de indignación. ...

Sobre este blog de Gastronomia

Cocina para Indignados (www.cocinaparaindignados.com) es un blog que utiliza la cocina como pretexto para hablar con ironía, sentido del humor y cierta dosis de indignación, de la crisis y la actualidad política, todo ello combinado con recetas atractivas, sencillas, económicas y divertidas. ...


Archivo

  • 30
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Gastronomia

    Potaje 'Electoral' ¿Nos hacemos un trío?

     

    Por fin, ya están ayuntamientos y gobiernos autonómicos definitivamente constituidos; una preocupación menos. ‘Ja tenim president’ aquí o presidenta allá, que tanto da. Ha sido necesario pactar mucho y poner ‘ojitos’ de enamorado más a aquellos que se tenían si no por enemigos al menos por adversarios. Así es el juego político; y la mayoría de equipos de gobierno han acabado convertidos en un potaje de siglas varias, una auténtica ensalada que, eso sí, se intuye fresquita y con sustancia para afrontar los rigores del verano y la legislatura.Porque cuando un ingrediente de la despensa política o culinaria funciona mejor en combinación con otros que por sí solo (por escasez de votos o de sabor) lo que toca es buscar la forma de potenciar su presencia respetando el producto y con creatividad, para que el plato resultante funcione con solvencia e incluso mejor que cuando lo hace en mayoría absoluta o en solitario.


    Y es que en la política como en la cocina la unión hace la fuerza, para gobernar o crear un plato ‘3 estrellas’. Y si no que se lo digan a la paella y al potaje o a los grandes partidos en estas últimas elecciones. Combinar sabores, ceder presencia, enamorarse mutuamente para que el plato no defraude. Y de este modo, si antes del 23 de mayo la mayoría de partidos tenían un discurso personalista, y la posibilidad de pactos se veía lejana y condicionada al compromiso de unos principios irrenunciables, después de ese día, y como el amor es ciego (o al menos, cuando hay interés de por medio, se lo hace) todos los partidos han salido al mercado a ‘echarse’ novia o incluso montar un trío o una bacanal para poder gobernar. Todos se han pedido ‘de salir’. De no querer saber de ti, a pedirte amistad. De serme indiferente, a ponerte ‘me gusta’ en todo, y no te marco ‘me encanta’ porque no hay tecla para ello. De pasar de ti, a ser ‘trending topic’ en mi corazón. En definitiva, de “El amor perjudica seriamente la salud” a “Tengo ganas de ti” en un visto y no visto; y de ahí al “Perdona, pero quiero casarme contigo”, si no a la velocidad del rayo sí a la del pacto.Y es que el amor es la ‘leche’, y aunque no te cases y vivas en pareja (o en trío o en cuarteto) compartir piso y convivir bajo el mismo techo, para que funcione, requiere asumir una serie de reglas que pasan por ceder protagonismo, aceptar perder algunas cosas y adaptarse a la situación para que la relación fructifique y sea duradera…por muy diferentes que sean los miembros que la forman.


    Toda nueva relación es una suma de egos y de ingredientes. La única diferencia entre las que funcionan y las que no lo hacen está en combinarlos de tal forma que juntos se potencien sin renunciar a la personalidad de cada uno de ellos. Como en el plato de hoy. El potaje le rinde homenaje a las nuevas relaciones surgidas en el panorama político: El potaje ‘Electoral’ es hoy nuestro plato. Una receta socorrida, que pese a su nombre es capaz de contener los rigores del verano por los ingredientes utilizados y su elaboración. Un plato lleno de frescura y de color, equilibrado y bien ensamblado, cuyo secreto descansa en la combinación de sus ingredientes y la falta de protagonismos…como en esas insólitas parejas tan bien avenidas y que perduran.

    Que lo disfrutes.

     
    NECESITARÁS (para 4 personas)

     

    • 2 Botes de alubias cocidas.
    • 1 pimiento rojo.
    • 1 pimiento verde.
    • 1 cebolleta.
    • 2 tomates carnosos.
    • 1 cucharadita de comino.
    • 2 dientes de ajo.
    • 1 cucharadita de mostaza dulce.
    • Pimienta y sal.
    • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
    • 2 cucharadas de vinagre de Jerez o de Módena.
    • 2 latas de caballa en aceite.
    • 3 huevos duros.
    • Agua.


    ELABORACIÓN

     

    1. Escurre las alubias de su agua y lávalas. Pon agua a cocer con la hoja de laurel y los ajos y añade las alubias. Cuando rompan a hervir que cuezan un par de minutos, retira, escurre el agua y reserva (de este modo quedarán como si las hubieras cocido tú y sin sabor a ‘bote’).
    2. Introduce en el vaso batidor el vinagre, el aceite, los cominos, la pimienta (al gusto), la sal y la mostaza y emulsiona a baja velocidad para hacer una vinagreta.  
    3. Lava y corta muy finos los pimientos, la cebolleta y los tomates. Macera durante ½ h con la vinagreta en una fuente en la nevera. Mientras, cuece los huevos.
    4. Pasado ese tiempo, incorpora las alubias remueve para que los sabores se mezclen bien y rectifica de sal y pimienta si fuera necesario.
    5. Emplatado: en un plato, con la ayuda de un molde de cocina coloca unas cucharadas de alubias, sobre ellas unas rodajas de huevo duro y culmina con un par de trozos de caballa en aceite. Espolvorea con perejil fresco picado.


    Umm, sencillísimo, fresco, económico, cromático y muy rico.


    NOTA


    Si lo prefieres puedes utilizar también garbanzos, pero las alubias le dan a este potaje o ensalada de verano una textura más fina y sutil. Igualmente, el pepino y el maíz le quedan perfectos.


    MÚSICA PARA ACOMPAÑAR


    Para la elaboraciónLa quiero a morir, Jarabe de Palo y Alejandro Sanz

    Para la degustaciónOjos color sol, Calle13 y Silvio Rodríguez


    VINO RECOMENDADO


    Romeral tinto 13. DO La Rioja


    DÓNDE COMER


    Es potaje de terracita o balcón, que tanto da, pero bajo toldo, corriendo el aire y en buena compañía. Con el vino fresquito y servido en copa, se convertirá en la estrella indiscutible de la velada, no lo dudes.


    QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS


    Pese a la mala fama de las legumbres el potaje que nos ocupa es ligero y muy de verano; una buena siesta que nos despeje antes de salir a caminar un poco por la playa o la montaña será ejercicio suficiente que lo compense.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook