Blog 
Comer sin Milongas
RSS - Blog de Rafael Viguer

El autor

Blog Comer sin Milongas - Rafael Viguer

Rafael Viguer

Editor de comersinmilongas.com

Sobre este blog de Gastronomia

Además de anotar experiencias en barras y restaurantes, especulo acerca de las "milongas" que se cuentan en el mundillo gastronómico valenciano.


Archivo

  • 24
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    All i pebre en El Llar del pescador

    Era y continúa siendo punto de encuentro de pescadores, reconvertido desde hace unos años en restaurante para sufragar los gastos de la Cofradía. A escasos 20 metros en la calle Caudete, se encuentra la Lonja, también propiedad de la Comunidad de Pescadores; allí venden anguilas salvajes o de piscifactoría, ambas a 15 € el kilo, vivas, o limpias y troceadas, a mayoristas o al detalle.

         
     
    El Llar del Pescador no queda al borde de la Albufera ni a los pies de ninguno de sus canales, sino en la plaza principal del Palmar. Siendo como es un sitio acogedor y pintoresco, prefiero comer dentro que en la concurrida terraza sin vistas.
     
    Después de mi visita a la Lonja no tenía otra opción más que pedir un plato de  All i pebre, 7'50 €; aún siendo muy distinto a como lo hacen en mi casa, con el majadito de almendras trabando el caldo, el del Llar me gusto mucho, con una buena clase de patata muy en su punto, el potente toque de la pebrera, y una anguila de un sabor fino aunque persistente. Suqué pan en el cálido hasta limpiar el plato.
     
         
     
    Al respecto de la clase de la anguila, el encargado -un profesional eficaz y de discurso ameno- me dijo que la salvaje es de carnes más prietas y sabor más potente, aunque con la desventaja de que en alguna ocasión se adivina en su sabor recuerdos del fango, su hábitat natural.
     
    Como detalle de la casa te ponen un plato de tomatito con un buen aceite (era todavía un tipo RAF, muy maduro, y estaba espectacular), y otro platito de cebollita cruda para mi gusto demasiado picante.
     
           
     
    El mismo encargado me recomendó que en la siguiente visita, no dejara de probar la Cebollada de anguilas, un plato típico espectacular, pero olvidado durante casi 20 años por la pujanza del all i pebre y la paella. Consiguió inocularme la curiosidad.
     
    Tienen un menú mediodía por 18 €  compuesto por Esgarraet, Clótxinas, Calamares, Ensalada de tomate, Arroz a banda, bebida y postre y café.
     
    Nota; 
    A pesar de reiterados esfuerzos, entre ellos de la Universidad Politécnica de Valencia, la reproducción del ciclo completo de la angula en cautividad no es viable.
    Su supervivencia no está garantizada y en 2008 fue incluida en la lista de especies amenazadas del convenio Cites.
     

    La Anguila; de la Albufera al All i pebre. from comer sin milongas on Vimeo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook