Blog 
Comer sin Milongas
RSS - Blog de Rafael Viguer

El autor

Blog Comer sin Milongas - Rafael Viguer

Rafael Viguer

Editor de comersinmilongas.com

Sobre este blog de Gastronomia

Además de anotar experiencias en barras y restaurantes, especulo acerca de las "milongas" que se cuentan en el mundillo gastronómico valenciano.


Archivo

  • 21
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De tapas en el Bar Central by Camarena y otros devanéos

    Último día de vacaciones y se me presenta un colega madrileño exigiendo que lo lleve a tapear por el centro. Aunque antes quiere darse una vueltecita por el Mercat Central, ocasión perfecta -me digo- para visitar el Bar Central by Camarena.

    De antemano aclaro que me gustó, aunque lo del by... sea una monumental horterada. Eran las 12:30 y no resultaba difícil encaramarse a cualquiera de las dos barras dispuestas en paralelo (es todo el espacio que hay). Pedimos unos buñuelos de bacalao, 6 ud, 9 €; y unas croquetas de pollo rustido, 6 ud, 8 €. Acompañadas primero de unas birritas primero (1'75 €) y después con unas copas de cava Castellroig (2'50 €).

           

    Unos y otras estaban buenísimas -casi tanto como una camarera, réplica de Eugenia Silva corregida y aumentada, que atendía tras la barra con la mayor profesionalidad- pero la cantidad era tan generosa que nos empachamos antes de tiempo. Al irnos preguntamos si era factible pedir medias raciones, y contestaron qué sí. Una pena porque de haberlo sabido hubiéramos podido probar el pulpo con ajo y guindilla, 10 €, el sepionet con puerro y tocino, 10 €, la coca de pisto, caballa y piñones, 6 €, o la empanadilla Ricard Camarena, 4'25 €.

    Salimos por la puerta principal del Central y al toparme con el Boatella se me vinieron a la mente esas gambitas fritas, que nunca fallan. Lo que te ponen no es realmente no es una tapa si no un peazo de ración (9'50 €), pero ya se sabe, en Valencia es lo que hay.

            

    Necesitabámos andar para que nos bajara aquella cantidad de fritura -y las consiguientes cervecitas- que nos habíamos metido entre pecho y espalda. Y por seguir con el tema de los mercados, se me antojó hacer una paradita en el semisótano del Mercado de Colón.

    Pensamos en tomar unas ostras con cava en Martín y Mary pero el recuerdo del bacalao y las gambitas estaba todavía muy presente, así que optamos por Manglano para Tomar. ¡Joder, que acierto! Cómo me gusta este sitio, y que poco aprovechado está.

           

    Pedimos media ración de exquisito jamón ibérico de bellota Lazo (10'90 €). Con el pan con aceite y tomate (1'20 €) dio bastante de sí. Aunque Jorge comentó que estaba tan bueno que el tomate casi que estorbaba... y la verdad, creo que llevaba razón.

    Para beber unas cervezas de barril Martin's Blue (3'10 €). ¡Dios, que cerveza, cómo puede estar tan buena! Despues de repelar el jamón llegó la media ración de salazones (8'50 €), también muy, muy rica y bien cumplidita, con su corresponiente pan con aceite y tomate.

    Lo único "malo" es que nos obligó a tomar otro par de Martin's Blue. El sabor de boca era inmejorable, pero quizás acabar con algo dúlce ayudara a alcanzar la perfección. Y así lo hicimos, en algo más de cinco minutos estábamos sentados en la terracita de la heladería Bruston.

              

    Yo me pedí una tarrina grande de crocangelo y pistacho (3'50 €) y Jorge una mediana de manzana verde y moras. !impresionantes! Por cierto, cierran en Ocubre y no abrirán, como en ellos es habitual, hasta las próximas Fallas.

    ¿Cuánto nos gastamos? Pues entre los dos 70 pavos. Ahora, comenzamos a las 12:30 y acabamos a las 15:30, y nos lo pasamos en grande. O sea que mereció la pena.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook