Blog 
Comer sin Milongas
RSS - Blog de Rafael Viguer

El autor

Blog Comer sin Milongas - Rafael Viguer

Rafael Viguer

Editor de comersinmilongas.com

Sobre este blog de Gastronomia

Además de anotar experiencias en barras y restaurantes, especulo acerca de las "milongas" que se cuentan en el mundillo gastronómico valenciano.


Archivo

  • 04
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El Baret de Miquel Ruiz; para qué seguir buscando.

    He sido víctima de un knock out, de un apagón, de un inesperado reset. La visita al Baret ha desmontado mis esquemas.

    ¿Para qué seguir buscando? Mientras otros famosos chefs van, Miquel Ruiz está de vuelta. Por fin liberado de las tiránicas estrellas, despliega chorros de talento culinario en un bar de pueblo.

    Con maestral desparpajo despecha fórmulas y rehuye clichés. Su genio creador parte del recetario popular y se nutre de los ingredientes más a mano que proporcionan nuestro mar y nuestra tierra.

    image

    12:00 horas. Reserva efectuada con una semana de antelación. Con la intención de hacer hambre, aparcamos el coche en los alrededores del Hotel Les Rotes para acceder al agradable paseo que discurre junto al mar hasta Denia pueblo.

    image

    12:20. Pasamos por el Restaurante Sendra, de privilegiada ubicación. Junto a la terraza hay unos pulpos secándose al sol. Hago una foto y orgulloso se la enseño al camarero. Se descojona de mi. Dice que es la foto más recurrente de todas la Rotas. Me temo que lleva razón. Por cierto, 9 € la tapa, y 12 la ración… de pulpo seco, por sí a alguien le interesa.

    image

    12:40. Antes y después del archifamoso Restaurante Pegolí hay un par de calitas muy apetecibles. Nos damos un chapuzón. Total, vamos a un bar de pueblo donde se puede entrar con chanclas y el bañador húmedo. En la foto, una atractiva bañista emulando a Ursula Andress y a Halle Berry.

    image

    13:10. Qué chiguinguito más auténtico es Helios (96 578 53 18) con su comedor y su terracita sobre el mismo mar. Nos tomamos una cerveza y pregunto los precios de los arroces, entre 10 y 13 €. Veo que tiene buenas referencias en los portales gastronómicos.

    image

    13:35. Retomamos el camino, no sea que se nos haga tarde. Tres cuartos hora después entramos en el Baret de Miquel.

    image

    No hay diseño de interiorista de por medio, pero es acogedor y personal. Todo en la cartita es sugerente, pero además tienen fuera otras seis o siete recomendaciones igual de atractivas. Nos sentimos desbordados.

    image

    Aprovechando la amabilidad y cercanía de su mujer confesamos ser primerizos y nos ponemos en sus manos. Antes de nada unas cañas y unas papas con crema de berberechos como detalle.

    image

    Enseguida una botella de un buen Temps de Flors (14 €) de Sumarroca, Penedés.

    Primero unas originales Olivas a la gelatina de vermut (0’50 €).

    image

    Después unas Croquetas de arroz a banda (2 € la unidad). Crujientes por fuera y súpercremosas por dentro y con auténtico sabor a banda.

    image

    Seguidas de su famoso Figatell de sepia (3 €). Una tapa maestra. Reproduce la textura melosa del magro de cerdo. Tremenda.

    image

    A continuación su no menos conocido e imitado Pastisset de hígado de pato con boniato (3 €); un escándalo.

    image

    Luego Berenjena a la brasa con cremoso de queso de cabra y miel (6’50 €); una bárbaridad. Precioso plato, además.

    image

    Y finalmente Cous cous de pulpo a la brasa con pescado de Denia (9’50 €). Yo no sé que llevaba ese plato que en cada bocado te asaltaba un nuevo sabor, una textura inesperada, un súbito contrapunto.

    image

    Leer el post completo en http://comersinmilongas.com/content/el-baret-de-miquel-ruiz/

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook