Blog 
Comer sin Milongas
RSS - Blog de Rafael Viguer

El autor

Blog Comer sin Milongas - Rafael Viguer

Rafael Viguer

Editor de comersinmilongas.com

Sobre este blog de Gastronomia

Además de anotar experiencias en barras y restaurantes, especulo acerca de las "milongas" que se cuentan en el mundillo gastronómico valenciano.


Archivo

  • 07
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una paella mirando al mar en la Malvarrosa

    Desde hace años existe la arraigada creencia de que en Valencia, la RCP de una paella es inversamente proporcional a su cercanía al mar. Es la asignatura siempre pendiente; comer un arrocito bueno, bonito y a un precio decente en la playa de la Malvarrosa. 

      

    Pero vistos los menús turísticos que los restataurantes de primera línea ofrecen en el mes de Enero, parece que al menos el factor precio está cambiando. Algunos ejemplos; en La Alegría de la Huerta puedes tomarte una sepia fresca de playa y un Arroz a banda, con pan, postre y café por 11'50 €. En casa Hilario algo parecido por 15 €. 

           

    Por 13'50 € (aunque sin postre) en el Monkili. Por 16 € con todo incluido en el Chicote. Por 15 € en La Perla. Por 20 en Omega, la coqueta terraza del Hotel Neptuno. Creo que el más caro es la Marcelina porque no incluye bebida, postre ni café en su menú de 20€.

          

    Hace tiempo que quería probar el conocido arroz rojo del Restaurante Neptuno. Tienen un menú básico que consta de ensalada, aperitivo del día, arroz a banda, bebida y postre por 15 €. Otro de 20 € que permite elegir dos aperitivos de entre una larga lista, y además cambia el arroz a banda por otro de marisco.  

    Y un tercero, que aunque no está anunciado fuera, ofrecen una vez se toma mesa. Por 23 €, de lunes a domingo y de invierno a verano; Pan con tomate y ajo. 2 aperitivos a elegir entre tellinas, sepia, calamares, pescaditos, esgarrat, chipirones y gamitas con ajos. Luego una paella de Arroz rojo (13 € encarta), su especialidad. A lo que hay que añadir bebida, postre e iva incluido.

          

    Pues lo de siempre... nos ponemos a mirar un menú por 11'50 € y acabamos eligiendo otro que cuesta justo el doble. Pero todo sea por ese famoso arroz rojo.

    Los calamares estaban particularmente buenos, con sabor de verdad y una fritura fina y crujiente. La generosa ración de chipirones no estaba nada mal, y entre unos y otros, y el pan tostado con aceite y majadito, casi me paso de frenada. 

        

    En esas estaba cuando salió la paella. De entrada impacta su color rojo subido y pigmentado. Con un caramelizado sustancioso que atrapa la fínisima capa de arroz. La explicación que nos dan es que el color proviene de los rojos o carabineros y de un ingrediente añadido cuyo secreto guardan con celo.

    El punto de arroz es simplemente perfecto, y de un sabor muy delicado... y es lo que más sorprende. Después de la visión de ese rojo bermellón, uno espera que cada grano esconda la esencia de la cabeza del carabinero. Pero no es así.

           

    Este factor unido a lo pequeño de su calibre, hizo que formulara una pregunta retórica a la camarera. ¿Estos no son rojos, verdad? Profesional y cortésmente contestó diciéndome que eran carabineros más pequeños de lo habitual porque lunes y martes hay menos género, pero que normalmente doblan el tamaño.

    Yo en cambio (tengo derecho a discrepar), pienso que al menos ese día eran gambones corrientes y molientes (los carabineros auténticos están a 70 € el kilo). Aún así sostengo que el arroz estaba bueno, y quién sabe hacer uno, igual de bien cocinará otro, por ejemplo un arroz a banda procedente del menú de 15 €. 

    De postre, una tarta semifría de limón al más puro estilo de los años 80. Totalmente prescindible. Para eso me hubiera pedido una naranja que engorda menos. 

            

    Me encanta la playa en invierno, la posibilidad de comer al sol mirando al mar es un tremendo privilegio que los de aquí apenas valoramos. Y si puede ser a base de un menú de 15 € con un arrocito a banda, todavía mejor.

    Restaurante Neptuno. Av. de Neptuno, 40. Valencia. 963 71 24 50 Más información en comersinmilongas.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook