Blog 
Cuponisimo y más
RSS - Blog de Cuponisimo Levante-EMV

El autor

Blog Cuponisimo y más - Cuponisimo Levante-EMV

Cuponisimo Levante-EMV

@levante_emv

Sobre este blog de Sociedad

Cuponisimo y más


Archivo

  • 04
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cuponísimo LEVANTE-EMV oferta Cuponísimo sabor comida curiosidades comida

    Ojos y cartera nos dicen cómo sabe nuestra comida

    Ojos y cartera nos dicen cómo sabe nuestra comida

    ¿Cuándo fue la última vez que se te hizo la boca agua mirando una imagen de comida? Que comemos por los ojos es algo que todos sabemos y poco importa que tengamos hambre o no cuando nos plantan delante una deliciosa foto de un plato aún más suculento.

    La culpa de ello la tiene la grelina u hormona del hambre, que aumenta su concentración en la sangre al contemplar una comida apetecible. Esto hace que el bombardeo continuo de imágenes de comida nos lleve a consumir más de lo que necesitamos y que ganemos algún que otro kilo extra sin darnos cuenta.

    La vista es tan determinante en nuestra alimentación que llega a condicionar los sabores que percibimos. Un caramelo amarillo es de limón, uno verde de menta, uno rojo de fresa… y poco importa el sabor real que tengan, como demostraron el Museo de las Ciencias de Valencia y el Exploratorium de San Francisco en una exposición conjunta con una máquina expendedora de caramelos de distintos colores. La mayoría de los asistentes al evento afirmaron que el sabor de los caramelos era el que se podía esperar por su color cuando en realidad no era así.

    Incluso llegamos a rechazar alimentos si su color no es al que estamos acostumbrados aunque sepan igual, como ocurrió en su día con el salmón criado en piscifactorías. El color rosado propio del salmón salvaje se debe a su alimentación en su hábitat natural, pero en las piscifactorías adquirían un color grisáceo debido a un cambio en su dieta. El rechazo de los consumidores al salmón gris obligó a introducir pigmentos sintéticos para recuperar su color característico.

    Otro condicionante más curioso de nuestro gusto es la cartera. Un estudio de la Universidad de Cornell en Estados Unidos demuestra que tendemos a percibir la comida más sabrosa si pagamos más por ella, dando por válido aquello de si es caro, tiene que ser bueno. Esperemos que los resultados de la investigación no pasen a mayores o acabaremos pagando una hamburguesa con queso al precio del caviar.

    Y para que disfrutes de una comida que se saborea igual de bien con todos los sentidos, cartera incluida, DIARIO INFORMACIÓN te anima a que visites el restaurante Drakht Paradise, en Valencia, donde podrás aprovechar la oferta de un exquisito menú degustación de cocina armenia para dos o cuatro personas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook