Blog 
current news
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog current news - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de

Noticias de actualidad, tendencias y otros


Archivo

  • 16
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    actualidad Economia Valencia

    La biotecnología y su aplicación en agricultura

    Dentro de la agricultura existía el gran problema de ser un sector sobrecargado de fertilizantes químicos que se usan habitualmente para salvaguardar la producción. Pero el abuso en el uso de este tipo de fertilizantes resulta perjudicial, por una parte, para el ser humano cuando consume productos procedentes del campo, y por otro al propio terreno y al medio ambiente. Por lo tanto, era necesario encontrar una solución que pudiera alcanzar un equilibrio en el sector.

    Nostoc Biotech ha hecho una propuesta para ello basada en el uso de microorganismos vivos procedentes del humus de lombriz que resultan útiles para captar nutrientes y refuerzan el sistema inmunológico de las plantas. Se trata de una especie de probióticos de la tierra que refuerzan sus defensas naturales para evitar la contracción de enfermedades y plagas como la yesca, el pulgón o la araña roja. Así, nos encontramos con la primera empresa española en hacer fertilizantes basados en el humus de lombriz.


    La biotecnología y su aplicación en agricultura

    Una propuesta con mucho que decir

    Esta empresa fue fundada por Enrique Cat y Guillermo Herrero, quienes se conocieron desarrollando un proyecto de gestión de residuos con lombrices que no llegó a buen puerto pero que les ayudó a encontrar un nuevo mercado, que es al que va dirigida su gama de productos innovadores que pretenden responder a una importante demanda del sector agrícola y que racionalizar un sector basado en un excesivo uso de químicos.

    Una vez pensada esta primera idea, tuvo lugar un periodo de trabajo e investigación para intentar encontrar una manera de que el mundo de la agricultura pudiera encontrar una forma de solucionar problemas  como la yesca sin comprometer el medio ambiente.

    Llegar a los agricultores no fue tarea fácil

    La propuesta era tan innovadora que a muchos agricultores les costaba creer que fuera verdaderamente efectiva. Por ello, no les quedó otro remedio que ofrecerles muestras gratuitas para que pudieran probarla.

    Esta no era, lógicamente, la opción más barata para una startup en fase casi embrionaria pero, a cambio, esos agricultores que accedieron a realizar experimento se han convertido ya hoy en clientes habituales de la compañía.

    Crowdfunding para seguir mejorando

    Hasta ahora la empresa ha invertido 50.000 euros de fondos propios, pero para seguir creciendo necesitan mayores inversiones. Para conseguirlo, ha abierto una campaña de crowdfunding con La Bolsa Social, gracias a la cual pretenden conseguir el dinero para seguir creciendo y convertirse en una referencia en el mundo de los fertilizantes ecológicos.

    Hay que tener en cuenta que los estudios de esta magnitud tienen un coste bastante grade, por lo que si no encuentran un poco de colaboración económica será complicado el lanzamiento de nuevos productos que puedan servir de ayuda a los agricultores.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook