Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 17
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    AGUAS DE MARZO Y DINART MARTINS


     

     

     

     

     

     

    Dinart se hizo amigo a fuerza de sambas, bossas, y algunas noches mágicas que tuvimos en nuestro restaurante TRAPERIA30. En aquellas cenas musicales del 2010 versionábamos platos brasileños, deliciosas caipirinhas y soñábamos tanto con el Pelourinho  como con Morros inolvidables de Salvador de Bahía. El futuro siempre será Brasil. Pensábamos entonces y seguimos pensándolo a día de hoy, con la tromba de crisis azotando las espaldas y las puertas de los negocios.

    Aguas de Marzo es una canción que escribió el grandísimo Tom Jobim  en 1972, y muchas han sido las propuestas que ha dado el tema, que evoca las dos notas que canta el pájaro Matita Pereira al atardecer.

    Doscientos periodistas musicales, en el año 2001, la eligieron la mejor canción brasileña de todos los tiempos. La han cantado muchas grandes señoras de la música brasileña y no, de Ellis Regina, Mina, Cassandra Wilson, Daniela Mercury, y por aquí cerca hasta Sole Jiménez.

    La otra noche, Dinart y todo su grupo la Brasil Band, nos la dedicaron a Marta y a mí, en al Puerta Falsa. Podía haber sido cualquier canción, pero Dinart  nos ha querido dejar cosidos para siempre a nuestra memoria las notas sencillas que hablan de proyectos de futuro.

    Aguas de Marzo habla de la construcción de una casa, de proyectos, de futuro. Y eso es algo que agradezco al maestro Dinart, que nos haya dado otra buena posibilidad de pensar que en el futuro seguiremos creando emociones a través de lo que mejor sabemos hacer. Y nada menos que de la mano del infinito Jobim. “La esperanza de vida que llevas contigo”.

    Los sueños tienen siempre algo de canción. Y las canciones son sueños musicados.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook