Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 14
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    BRINDIS 20011 (1)

     

     

     

     

    El jueves 10 de febrero ha tenido lugar en el CASINO PRIMITIVO de la ciudad de Albacete la Cuarta celebración de BRINDIS 2011, subtitulado elegantemente y con pasión como “un salón con espíritu”, donde poder degustar  “los vinos con más espíritu de Castilla-La Mancha”. Tutelado y creado de manera personal por Joaquín Tomás Velasco, y con el apoyo del periódico Gente de Albacete, se han reunido 27 bodegas de Castilla-La Mancha más dos invitados especiales (Alma Vinos y Vilá Viniteca), con los vinos que elaboran y que se han podido degustar con una multitudinaria asistencia de público básicamente del mundo de la hostelería y negocios adyacentes. Durante 4 horas las dos salas superiores del coqueto Casino se han visto invadidas por un bullicioso público que ha ido de mesa en mesa probando las producciones de algunas de las bodegas que más esplendor están proporcionando a una Comunidad que ya tiene nada más y nada menos que 10 denominaciones de origen: Mondéjar, La Manchuela, Ribera de Júcar, Méntrida, Jumilla, Vinos de Pago, Vinos de Almansa, Valdepeñas, La Mancha y Vinos de Uclés. Tierras todas ellas con un potencial de futuro inmejorable y con un presente de esfuerzo por retomar la tradición llevándola, a través de la mejora técnica necesaria, a recibir nuevas viñas y nuevas experiencias que abran aún más las expectativas para mirar con gran detenimiento éstas tierras y a estos bodegueros con ganas de estar en los tiempos de futuro sin ningún complejo.

    Las bodegas que han participado en éste seleccionado salón han sido: Bodegas Almanseñas, Aljibes, Alto Landón, Arrayán, Calzadilla, Canopy, Casa de Illana, Cien y Pico,

     Cigarral de Santa María, Dehesa del Carrascal, Dehesa de los Llanos, El Linze, Finca Antigua, Finca Capilla del Fraile, Finca Coronado, Finca Sandoval, Jiménez Landi, Manuel Manzaneque, Más Que Vinos (Ercavio, La Plazuela), Pago de Guzque, Pago de Vallegarcía, Pagos de Familia Marqués de Griñón, Ponce, Venta La Ossa, Vihucas, Vitis Natura, Volver y dos invitadas muy interesantes, que son 'casi' manchegas: la madrileña Marañones (que ha conseguido cosas sorprendentes con la casta blanca albillo) y Sierra Norte, de Utiel-Requena.

     

    La Tarde ha sido muy interesante, tanto que al regresar a casa, mientras sonaba el disco 25 números 1, de The Beatles, iba pensando en que si los músicos de Liverpool comenzaron haciendo sencillas canciones con ritmos pegadizos y acabaron componiendo sorprendentes melodías cargadas de recursos, de investigación y de modernidad, algo así notaba que pasaba en los vinos de Castilla La Mancha. Vinos que desde siempre me llamaron la atención y por los que tenía, y tengo, indudable interés y gusto a la hora de beber.

     

    No sería fácil hacer un listado de las cosas que más me gustaron, pues la velada la aproveché hasta última hora, pero voy a dejar algunas referencias que me han parecido interesantes, unas por sorprendentes, como el caso de ese rosado que elabora bodegas Arrayán, en la D.O Méntrida, con un precio en bodega de 3,5 €, elaborado a partir de las variedades Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Pdetit Verdot.  Fresco, armático, muy apropiado para platos de arroz, o para beber en épocas estivas. Un rosado que no va a dejar indiferente a quien se acerque a degustarlo. Una apuesta muy seria sobre un tipo de vino sobre los que se han hecho muchas barbaridades y que han dejado de interesar al gran público. También esta bodega realiza dos botellas que me gustaron mucho. Un Petit Verdot 100%, 14% muy bien integrados, con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés y 12 meses en botella. Aromático, profundo, sutil. Que anima a ser bebido con calma, gracias a su larga persistencia en boca con notas de frutas rojas y recuerdos balsámicos.

    El hermano mayor de la boega, Arrayán Premium pasa 15 meses en barrica y 18 en botella. De uvas Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit verdot. Vino de hermoso color y alta capa. Complejo en boca, con notas de tofee.  Mucha redondez y equilibrio. Un vino que sin olvidar la tradición se muestra en una línea de seria modernidad. Para buscar y beber sin prisas. Para disfrutar. Un ejemplo de las grandes cosas que se están haciendo en ésta interesante y amplia región vinícola, donde pasado y futuro están más que obligados a darse la mano. En beneficio de todos.

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook