Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 09
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL CIERRE DE UN RESTAURANTE SUPONE UNA GRAN PERDIDA

     

     

    Me da igual que el restaurante sea de éste o de aquel señor, que practique un tipo u otro de cocina, que esté o en aquél lugar, el caso que el cierre de un local de restauración, que llevaba ya mucho años tratando de buscar su lugar y de hacerse realidad en la escuálida gastronomía murciana, es una mala noticia. Tremenda. Inesperada.

    La Cancela, el proyecto de Juan Luis Buitrago, ha cerrado sus puertas, como han cerrado otros, como nos hemos visto obligados algunos otros.

    Deben de haber sido muchas las personas que han pasado buenos momentos en las mesas del local. Botellas de vino abiertas, veladas inolvidables. Platos que se han creado. Noches de sueño pensando que el camino estaba siendo el correcto Y trabajo y más trabajo para ir manteniendo de la mejor manera un sueño/negocio, porque siempre es un sueño, e inevitablemente, negocio el restaurante que abrimos y que nos empeñamos en mantener.

    Puede ser que algunas veces los profesionales nos equivoquemos en nuestros proyectos. Pero nadie podrá quitarnos la alegría de esos años que mantuvimos abiertos nuestro ideal de restauración. El dolor que nos ha producido el hecho del cierre es mucho más profundo que el dinero que dejamos debiendo, y que seguiremos pagando en próximos años. Siempre hay una sensación de fracaso. Una sensación amarga, de que el trabajo no se ha hecho como debería haberse hecho. Y tal vez la realidad no sea del todo así.

    Todos, cuando perdemos algo que hemos querido mucho, sufrimos un periodo de duelo.

    En él revisamos nuestro trabajo, somos muy críticos, y a veces resulta, o puede resultar que en realidad no lo hacíamos tan mal, no estábamos tan equivocados. Pero la realidad, y las geografías, tienen designios difíciles y crueles.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook