Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jaén selección 2010


     

    La efectiva manera de la Diputación de Jaén  de dar a conocer el aceite es haciendo que año a año se produzca una selección de los mejores que cada campaña se dan. He podido probar los siente aceites elegidos para la campaña 2010. Y el resultado podría tildarlo de asombroso y reconfortante.

    En primer lugar deberíamos pensar que el aceite es el zumo de la uva, y que cada oliva con que se realizan puede presentar mundos organolépticos y sápidos muy diversos, que año a año, dependiendo de la climatología, cambiaran, y entonces debe de ser, finalmente, la mano del hombre, quien toma las decisiones necesarias, para convertir ese glorioso zumo de oliva, en un elixir o solamente en un producto fundamental de nuestra dieta, que no es poco.

    Aceites básicamente de la variedad Picual, que es la que mejor se desarrolla en esta zona andaluza, aunque podamos encontrar ese raro ejemplar, producido por Castillo de Canena, Primero, que se obtiene de olivas Royal que se encuentran en el Parque Nacional de Cazorla, ofreciendo la nariz más diversa de este grupo, donde notas de hierba, alcachofa y plátano juegan de manera mesurada.

    Con Oro de Bailén, la experiencia de cata toma una grandeza y alegría poca veces sentida, ya que recién exprimido, apenas con 48 horas de vida, se muestra brillante, poderoso. Con notas cromáticas pistacho, y una vitalidad en boca de, pese a recién nacido, un equilibrio extraordinario.

    Melgarejo se presenta como un nuevo espíritu, una nueva manera de entender la concepción del aceite. Además de ser premio del Ministerio de Agricultura, su persistencia aromática y su redondez nos hacen reflexionar ante las posibilidades del aceite en maridajes con sopas frías, quesos o hasta pescados crudos, por poner sólo un ejemplo.

    Cortijo la Torre Premium, Fuenroble, Soler Romero Bio, o del personalísimo Tuccioliva,  con delicadas notas de limón, son los que se unen al grupo inicial, para mostrar la tenacidad y obstinación por conseguir el mejor aceite, y promover el orgullo de una tierra con una capacidad por promover un alimento necesario para la dieta mediterránea y que enriquece la cocina, ya sea casera, o obligatoria en la que se pretende alta.

    Un placer conocer estos aceites. Si los encuentran, no dejen de adquirirlos, y sobretodo de usarlos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook