Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 24
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MORCILLAS EN VERANO

     

     

     

    Pasan las semanas, y queda poco para dar de mano y tomarnos todos unas vacaciones.

    Durante el mes de agosto solo tendremos la actividad de ayudar en algo durante la inauguración de la exposición de Ángel Haro en La Unión. Pero ahora se trata de limpiar cámaras e ir dejando nuestra despensa lo más vacía posible.

    Como somos muy aprovechadores teníamos congeladas carne de morcillas. Y ésta semana a la hora de preparar una lasaña para los ejercicios que hacemos de cocina para llevar se propuso en clase elaborar una lasaña con morcilla, manzana y notas de vermouth.

    Esa es un combinación clásica, que igual puede funcionar con manzanas más o menos ácidas, con peras y con otras frutas, tipo albaricoque o melocotón, pero basta que la fruta tenga una consistencia que pueda soportar el pase por fuego, y al entrar en la crema de morcillas podamos hallar una diferencia evidente de texturas.

    La harina con que hemos preparado la pasta ha sido con una harina de fuerza ecológica  de Rincón de Segura, a la que no hemos añadido más que huevos y sal, y hemos dejado reposar 24 horas para que pueda tomar todo el sabor de la pasta. Nada de sémola en este caso. Ni si quiera una grasa, como en el caso de los raviolis.

    A la crema de morcilla, fruta y cebolla le hemos añadido una bechamel para que la masa pudiera estirarse mejor sobre la pasta recién hervida. Tres capas, de pasta cuatro de relleno. Queso parmesano y algo de mantequilla para que gratine bien en el horno, 15 minutos a 200º. Al salir del horno la gran bandeja era magnífica. Ahora congelaremos, cortaremos y tendremos raciones justas para poder meter en sus envases.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook