Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Valencia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 22
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PATRIOTISMO ALIMENTARIO

     

     

     

    La noticia me la envía mi buen amigo Javier Orrico en cariñoso correo, y curiosamente la leo minutos después en otra página de las que a diario (el País).

    Un señor con cargo institucional, en la Cataluña del sonriente Más, que viene a decir que mejor consumir productos de la tierra que otros, mejor vinos de la tierra que otros. El tal señor Pelegrí, consejero de la cosa de la agricultura, pesca y otras cosas, que así se apellida el sujeto, se convierte en un talibán de la alimentación que cree que así le hace un favor a sus conciudadanos, cuando en realidad vuelve a conseguir que el resto del país se aleje un poco más de los apreciables productos que Cataluña produce, con similar calidad e interés que los que se producen en Santander, Galicia o Murcia, por poner un ejemplo.

    Me gustaría ver si este sujeto es de los que en la intimidad, amén de hablar lo que le dé la gana, sólo practíca su soflama publicitaria y delirante. Si el turrón que come por navidad, si es que come turrón, tiene apellidos locales, si desecha en algún coctel o comida productos que provengan de otras zonas. Porque si es así debe resultar más tonto en las distancias cortas que en las largas, y ya en las largas la ha clavado.

    Es normal que cuando una viaja pruebe de la zona todo lo que encuentra. Hacemos viajes para conocer. Pero otra cosa es el de a diario, ¿acaso tenemos que dejar de disfrutar del restos del mundo pese a  que nuestros productos “nacionales” no den la talla?

    Está muy bien eso del cariño, que decía Don Kiko Veneno, pero no podemos perder de vista el valor real de las cosas. ¿Deberíamos colgar antes los cuadros de unos malos pintores (y fíjense que digo malos) que otros con un valor constatado, en un museo zonal?

    Hace unas noches comentábamos las diferencias entre el cava y el champán, y pese a alabar las extraordinarias mejoras que han hecho y hacen las burbujas catalanas, no hay comparación posible con la historia, cultura y realidad del champán. Pobres amantes del vino en Cataluña, como estos señores comiencen a actuar no sólo como bocazas, sino como policías.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook