Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 28
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Al final la justicia hace su trabajo y pone a cada cual donde corresponde

     

     

    Desde luego, uno no sale de su asombro tras las nuevos casos de corrupción que hemos conocido estos días y que inculpan entre otros a Francisco Granados, segundo de a bordo de Esperanza Aguirre o al presidente de la Diputación de León, Martínez Barazón, que sustituyó a Isabel Carrasco, asesinada el pasado mes de mayo. Así hasta medio centenar de detenidos en la mayor operación contra la corrupción que se ha hecho nunca en nuestro país.

    Es obvio, que el sistema necesita urgentemente una limpieza de arriba abajo. Mientras esto no se haga, no volveremos a recuperar la confianza en las instituciones. Ni mucho menos en los políticos.

    La democracia y el estado de derecho tiene medios y mecanismos suficientes para combatir la corrupción. Falta voluntad política para hacerlo. Hasta ahora no se ha hecho nada. Expulsar a los corruptos del partido donde militan es lo único que se ha hecho hasta el momento. Tarde y mal. Pero tampoco creo que la panacea a todos nuestros males sea Podemos, que, desde luego, está sacando tajada electoral de todos estos escándalos. Sólo hay que ver el porcentaje de votos que le otorgan todas las encuestas y que la sitúan como segunda fuerza política o quién sabe si dentro de poco en la primera, si continúa la retahíla de detenciones. Y todo pinta a que esto sólo acaba de empezar.

    Pero frente a quienes piensan que esto favorece a la formación del mesiánico Pablo Iglesias, yo me quedo con la labor de los jueces y de las fuerzas de seguridad del Estado, sobre todo, Guardia Civil y Policía Nacional, que están sacando a la luz todas estas miserias y poniendo a los corruptos donde deben estar: la cárcel.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook