Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 06
    Septiembre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Alargamiento de pene

    Llevo meses ahorrando para poder comprarme el aparato de alargamiento de pene Jes- Extender. Huelga decir por qué. Son ustedes lo suficientemente inteligentes como para deducirlo, sin que yo me ruborice por ello. Verdad?.

    La cuestión es que esta semana llegó a mi casa, un aviso de correos. Al no encontrarme en casa en ese momento, el cartero tuvo la amabilidad de dejarme el recado en papel impreso.

    Ausente de su domicilio, puso de su puño y letra. Tardé en descifrar el mensaje.

    Como era domingo cuando recibí el papelito, no tuve más remedio que esperar hasta el lunes para poder acercarme a la oficina de correos.

    A las 8 en punto de la mañana, allí estaba cogiendo número. No había demasiada gente, así que no tuve que esperar mucho tiempo hasta ver anunciado mi número en la pantalla. Si no estás atento se te pase el turno porque la voz en off encargada de leerlo, va a una velocidad de vértigo.

    Una señorita muy simpática me atendió. Le entregué el número y le firmé un montón de papeles antes de recoger el paquete. Me miró como si conociera o barruntara su contenido.

    El susodicho paquete no medía más de diez centímetros. Aquello me alertó un poco. Qué podía contener aquella caja de cartón, me pregunté.

    Los anuncios de la tele siempre me han parecido un engañabobos, pero reconozco que no me pude contener a las propiedades milagrosas del alargador de pene Jes- Extender.

    En cuestión de días, te garantizan que el tamaño de tu pene crecerá de manera espectacular. No sólo la longitud sino también el grosor del mismo. Dos por el precio de uno, que dicen en mi pueblo.

    Clínicamente probado, resultados increíbles, reza la publicidad.

    Obvia decir, que me compré el tope de gama y el mejor del mercado. Mi pene se merece lo mejor.

    En la publicidad indica que este modelo sólo lo pueden utilizar los propietarios de un pene de hasta 17 cms, para tamaños mayores aconsejan el Gold.

    Más de 17 centímetros!!!!!!!. Tamaños mayores!!!! El Gold!!! Pero en qué país vivimos, en pollalandia o qué?.

    Parece que las instrucciones vayan dirigidas a personajes ilustres del mundo del porno como Nacho Vidal o Rocco Siffredi, portadores ambos de un pene descomunal. Inhumano, diría yo.

    Los comentarios de gente que, supuestamente, lo ha probado no tienen desperdicio, como el que apunta ( y no con su miembro)  este usuario que parece muy complacido con la compra y con los resultados:

    "Al principio tenía muchas dudas acerca de las cosas que escuchaba sobre el Jes-Extender. Antes tenía un complejo con mi pene y no deseaba tener sexo. Durante una erección, medía 14,3 cm y tras usar el Jes-Extender entre 20 y 22 horas diarias durante 19 meses con una tensión promedio alcancé mi largo actual de 26,5 cm. Mi novia, que antes se burlaba de mi pene, ya no se ríe como antes :)".

    Atención al mensaje, que le dedica el personaje en cuestión: "Tras usar el  Jes- extender entre 20 y 22 horas diarias durante 19 meses". Ahí es nada!!!! Ahora, eso sí,  si pasas de 14 a 26,5 centímetros, el esfuerzo habrá valido la pena. Una diferencia más que considerable, que no pasa desapercibida y que merece una dedicación especial de casi 22 horas de entrenamiento concienzudo. La recompensa, pues, merece la pena.

    Era cuestión de darle al cacharrito y esperar. Y así lo hice.

    Una bomba de succión, que te atemoriza nada más verla. A mí, me dio tanto miedo aquello, que me negué a que mi pequeño entrara en aquel tubo de ensayo.

    Tengo un amigo, que introdujo el pene en un artilugio similar y se le hizo tan gordo que se le hincharon las venas al no correr la sangre, que tuvo que ir a urgencias, con el aparato en cuestión, que le succionaba el cipote, sin poder desprendérselo hasta que el cirujano diestramente se lo desenvainó. El artilugio en cuestión fue requisado por el médico cirujano que lo atendió, aunque no sé muy bien con que propósito se lo requisó.

    Una especie de arnés, que no sabes muy bien cómo ponerlo, da la sensación de que tienes el pito no sólo pequeño sino que parece que ha sufrido un accidente, como cuando te rompes un hueso y te lo escayolan.

    No sólo eso, me negué también a insuflarle aire, no fuera que se me perdiera en el firmamento como un globo.

    Tengo un amigo …bueno eso se lo contaré otro día.

    Como dice el chiste: virgencita, virgencita … que me quede como estoy. Al fin y al cabo el tamaño no importa. O sí?

    Si me permiten un consejo, tras la  traumática experiencia vivida: Cuiden lo que tienen como oro en paño porque milagros no existen y menos con Jes- Extender.

    Por favor, tampoco prueben con el estimulador de genitales. Qué dolor!.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook