Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 04
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Anticlericalismo rancio

    Vivimos una ola de anticlericalismo atroz. Vaya por delante que soy católico no practicante, pero respeto profundamente todas las creencias, y no concibo ese afán visceral  que tienen los nuevos gobernantes por acabar con las cruces, los belenes, los Reyes Magos y todo lo que suene a catolicismo, una religión que, por cierto, profesa el 70% de la población española.

    La última astracanada la ha protagonizado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que es alcalde de la ciudad del Turia pese a no haber ganado las elecciones, rememorando tiempos de la II República, con la visita al balcón del Ayuntamiento de las Reinas Magas, que más que reinas parecían las madrastras de Cenicienta. Y resalto lo del Ayuntamiento porque es una institución municipal que nos representa a todos, seamos católicos, ateos, agnósticos, musulmanes o budistas.

    La celebración de los Reyes Magos como festividad tiene su origen en la tradición religiosa, pero es una celebración laica tradicional.

    Ese afán de la izquierda por pretender imponer sus criterios de cómo deben celebrarse unas fiestas de raíz cristiana y de cómo deben de participar en ella los niños se llama adoctrinamiento.

    Desde la llegada de la izquierda nacionalista y radical a las instituciones hay una persecución obsesiva contra los símbolos religiosos, que a mi modo de ver resulta intolerable, pese a ser España un estado aconfesional y laico, como reconoce la propia Constitución.

    Hay que respetar las creencias religiosas de cada cual, sin pretender aniquilarlas. Estamos en plenas fiestas navideñas y es más que razonable, que se monten belenes y que los Reyes Magos vengan de Oriente con regalos para los más peques de la casa. Yo me he educado bajo esas creencias  y como yo muchas otras personas de mi generación, que nos revelamos contra esa persecución  sistemática y sin venir a cuento, que se está cometiendo contra los símbolos religiosos católicos.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook