Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 11
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aún queda mucho por hacer

     

     
    Hay que felicitarse porque las cifras del paro lleven seis meses de caída ininterrumpida. No sé si atribuirlo a las reformas estructurales del Gobierno o, ciertamente, a que el contexto internacional es mucho mejor que hace un año o a ambas cosas a la vez.
    Sea como fuere, hay que reconocer que estamos mejor que hace un año cuando sólo se hablaba del rescate bancario y de la prima de riesgo, que llegó a alcanzar cifras récord por encima de los 600 puntos.
    Dicho esto, es de rigor reconocer que con más de 5 millones de parados y cuando todos los informes económicos alertan de que la cifra de paro no va a bajar del 25% en varios años felicitarse por ello es inmoral. Por tanto, hay que ser muy cautelosos y no lanzar las campanas al vuelo.
    Son muchas las voces que dan por acabada la recesión, pero no la crisis. No seré yo quien desmienta este argumento, pero las familias que tienen a todos sus miembros en el paro, muchas de las cuales, ya no perciben ninguna ayuda económica y sobreviven gracias al apoyo de sus familiares, hablarles del fin de la recesión o de la crisis les trae al pairo. Lo que quieren son soluciones y encontrar un puesto de trabajo que les ayude a salir de la pobreza, aunque esto sea cada vez más difícil porque ni siquiera los que tienen un puesto de trabajo tienen asegurado salir de ella.
    El paro es la principal preocupación de los ciudadanos, por encima de la corrupción, la clase política o la crisis económica.
    El poco empleo que se está creando se está haciendo con tasas de crecimiento del 0,2% del PIB cuando siempre hemos oído hablar que para crear empleo, la economía tiene que crecer por encima del 2%. Mucho me temo, que no volveremos a ver esas cifras en mucho tiempo. El boom inmobiliario tocó a su fin.
    La patronal apuesta por seguir profundizando en la reforma laboral para crear empleo o lo que es lo mismo; eliminar las rigideces que tiene, a su juicio, el mercado laboral, eliminado toda clase de derechos para con los trabajadores, de tal forma que puedan despedir, más que contratar, sin ningún tipo de contraprestación económica. No es suficiente la rebaja de sueldos, en torno al 10%, que también plantean. Los sindicatos, por su parte, tampoco están haciendo mucho por favorecer el diálogo social, enfrascados como están en presuntas corruptelas y que inculpan directamente a su secretario general, don Cándido Méndez.
    Los gobiernos, siguiendo las indicaciones de Bruselas, no siempre acertadas, por cierto, han apostado por políticas de ajustes con recortes sociales y de contención del déficit público frente a políticas de crecimiento y eso nos ha conducido a que tengamos la tasa de paro más alta de toda la Unión Europea, sólo superados por Grecia, lo cual no es nada reconfortante.
    Sin embargo, no han dudado en meter la tijera en partidas como educación, sanidad, la Ley de Dependencia, etcétera, pero no han tocado nada de la mastodóntica administración del Estado, por ejemplo,  y lanzo algunas ideas por si tienen a bien ponerlas en práctica: reduciendo el sueldo de los políticos, suprimiendo entes y organismos innecesarios como el Senado o las Diputaciones, eliminando coches oficiales, persiguiendo el fraude fiscal o eliminando cargos institucionales: concejales, presidentes, directores generales, subdirectores, jefes de gabinete, jefes de prensa, etc, etc, etc.
    Hay partidas que son intocables, las que afectan a los políticos, claro, y otras, sin embargo, las que afectan al común de los mortales, no tienen ningún miramiento en pegarles un hachazo como si tal cosa.
    Todos los esfuerzos y todas las políticas deben ir dirigidas a crear empleo, sólo así se sale de la crisis y de la recesión.
    El debate del otro día en el Congreso de los Diputados sobre el plan soberanista del señor Mas está muy bien que se celebre, pero no estaría de más un monográfico sobre el empleo, al que asistieran todos los diputados. También en señor Mas y el señor Oriol Junqueras. El paro se ha convertido en un tema de Estado en el que todas las propuestas encaminadas a reducir esta lacra social son bienvenidas.
    No es posible que en los tiempos que corren, quien quiera montar un negocio o una empresa se pierda en papeleos administrativos. Los trámites burocráticos, licencias, permisos, etc, son interminables y hacen que muchas veces uno arroje la toalla antes de que le concedan el permiso para emprender un negocio. Todo debería ser mucho más ágil y rápido.
    Ahora vuelven a prometer lo mismo que prometieron en campaña electoral: que van a bajar los impuestos, pero lo han dicho sin concretar nada. Como siempre. Cómo se nota que tenemos elecciones a la vuelta de la esquina. Menos mal que el paro está bajando.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook