Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 03
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aviso para navegantes

    Leo en la prensa, que el Gobierno de Ecuador, que preside Rafael Correa ha impuesto medio centenar de denuncias a medios de comunicación privados, alegando la falta de requisitos legales o técnicos, que han supuesto- de facto- el cierre de muchas de estas cabeceras, algunas casi centenarias.

    Me llama poderosamente la atención, que el presidente Correa, que sólo hace unos días era entrevistado para un programa de televisión por el periodista Jordi Évole defendiera a ultranza la libertad de prensa en su país, negando ninguna clase de persecución contra los periodistas cuando los hechos confirman que han sido cerradas emisoras de radio, televisiones y medios de comunicación.

    Las sanciones económicas impuestas a estos medios, bajo la falsa denuncia de no cumplir con los requisitos legales esconde una persecución sistemática hacia la prensa libre, que se ha endurecido desde la llegada del presidente Correa al poder.

    La asfixia económica a la que se somete a los medios díscolos con el poder, disfrazada de una falsa apariencia de legalidad es la forma de presión que tienen los regímenes totalitarios para acabar con la prensa libre e independiente, que tanto les molesta.

    Cuando escucho al señor Pablo Iglesias criticar la concentración de medios privados en pocas manos porque, según él, la información no es una mercancía que se pueda comprar o vender y que sólo los medios públicos, controlados desde el poder, garantizan la pluralidad informativa, el resto al parecer, no, me viene a la memoria épocas pasadas, que ya creíamos felizmente superadas, donde se perseguía a la prensa libre, bajo amenazas gubernativas y una feroz censura, que terminaban en el mejor de los casos, con el cierre del periódico y el periodista en la cárcel. Repito, en el mejor de los casos.

    El modelo informativo que propugnan formaciones como Podemos es un calco de la ley franquista en lo que a derechos y libertades se refiere. O sea, cero derechos y cero libertades.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook