Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 06
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bien por el Papa Francisco

     

     

    Lo he dicho varias veces y lo volveré a repetir. Me gusta el Papa Francisco. Creo que ha hecho más en el poco  tiempo que lleva al frente de la Iglesia católica por denunciar y combatir la pederastia , que otros muchos pontífices en sus muchos años de pontificado.

    La denuncia que hizo un antiguo monaguillo y que le escribió al propio Papa para denunciar los hechos, y la rapidez con la que ha actuado la curia en este caso, contrasta con otros muchos casos de pederastia que han sido silenciados y ocultados por la propia Iglesia.

    El rápido desenlace ha sido posible gracias a la mediación directa del Papa Francisco. Su compromiso para atajar y denunciar los casos de abusos a menores ha permitido, que los curas involucrados en este turbio asunto de pederastia hayan sido apartados de la Iglesia católica. Y ha ido incluso más lejos, cesando a un arzobispo.

    Es significativo que llegue a todos los estamentos del clero y no se quede en los escalones intermedios.

    Seguirán apareciendo nuevos casos, eso es inevitable, pero lo importante es que se denuncien estos hechos, tras los muchos años de silencio y de complicidad de la Iglesia, que ha mirado hacia otro lado.

    La Iglesia a lo largo de los siglos ha cometido infinidad de abusos, que siempre han quedado de puertas para adentro. Eso sin entrar en cuestiones políticas, donde la Iglesia ha apoyado a regímenes totalitarios. Tampoco por esto ha pedido perdón.

    Y este Papa a diferencia de otros miembros de la jerarquía eclesiástica ha abierto las puertas. Creyentes y no creyentes, se lo agradecemos. Y muchos cristianos que habíamos perdido la fe, la estamos empezando a recuperar gracias a él.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook