Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 27
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Bonitos recuerdos

    El otro día en clase, un compañero del Máster de Tastavins, un curso que estoy haciendo que dirige el enólogo y escritor, Joan C. Martín, me preguntó por el segundo apellido de mi padre. A lo que yo inmediatamente le contesté: Aynat.
    ¿Patricio Simó Aynat?, preguntó.
    Sí, respondí intrigado.
    Álvaro que así se llama mi compañero de curso, me contó que siendo él un adolescente, invirtió algo de dinero en una sociedad, cuyo nombre no recuerdo ahora, Eurobuilding creo que se llamaba, que luego resultó ser un fiasco. ¿Les suena esto? Algo parecido a la estafa de Bankia y las preferentes, pero en los años 80.
    Álvaro y otros damnificados de aquella monumental estafa, constituyeron una sociedad de afectados para tratar de recuperar el dinero invertido.
    Mi padre que estaba en todos esos "fregaos" hizo posible con su actuación y con la de otros afectados, entre ellos, el propio Álvaro que recuperarán hasta el 85% de la inversión.
    A mí, personalmente, me ha emocionado que me contara esta anécdota, que desconocía absolutamente, pero que conociéndole, no me extraña en absoluto.
    !Cuánto he echado de menos que no estuviera ahora presente para cantarle las cuarenta a los responsables de la quiebra del Banco de Valencia y de Bankia!. No sé si hubiésemos recuperado el dinero, pero sí les puedo asegurar que se hubiera dejado la piel en el empeño.
    Mi padre que era un luchador nato, nunca daba nada por perdido, aunque pareciera un imposible, luchaba hasta el final. Tenía un tesón y una fuerza de voluntad envidiables.
    Cuando están a punto de cumplirse 14 años desde su fallecimiento, es para mí motivo de satisfacción, que lo sigan recordando tal como era. Todo un personaje, que no se amilanaba ante nada ni ante nadie.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook