Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Caminos públicos y privados

     

     

    Días pasados recibí una carta del Ayuntamiento de Fontanars para que un plazo de mes y medio, creo recordar, presente la documentación oportuna, que acredita ser propietario de una serie de caminos que lindan con mis parcelas.

    Esta carta la he recibido yo, pero entiendo que ha sido enviada igualmente a otros propietarios.

    El problema estriba en justificar la propiedad de estos caminos, muchos de los cuales no constan en escritura y otros, sin embargo, habrá sido el propio propietario, quien los haya hecho para acceder a sus tierras.

    Ha pasado el plazo estipulado y  no he presentado documentación alguna que acredite esa titularidad, así que los caminos que, presumiblemente, eran privados pasan a ser propiedad del Ayuntamiento.

    Y no lo he hecho no porque no tenga la documentación que solicitan, que tampoco lo sé porque no me he molestado en buscarla sino porque si tengo suerte como ha ocurrido en otros casos, igual hasta me los asfaltan.

    El camino El Rull, que ha sido asfaltado en dos ocasiones y las fincas adyacentes o  la casa   Tortosa se han beneficiado de un asfaltado gratis de sus caminos. ¿Qué criterios utiliza el Ayuntamiento o en este caso, la Diputación, a través de un plan de ayudas de caminos rurales con fondos europeos, para asfaltar unos caminos y no otros?, lo desconozco. En cualesquiera de los casos se trata de caminos rurales, muchos de los cuales llevan hasta zonas inhabitables. La Diputación dispone de unos fondos que hay que gastar sino se pierden, así que ese dinero se emplea, sin ningún criterio cuando existen otras prioridades.

    Toda esta polémica de los caminos viene de hace tiempo cuando el anterior alcalde de Fontanars dels Alforins, el socialista Pepe Ferrero tomó la salomónica decisión de hacer públicos todos los caminos fueran públicos o privados. Esta decisión provocó por parte de una conocida familia de empresarios valencianos una serie de denuncias contra el Ayuntamiento que continúan hoy.

    Mientras unos ponían cadenas y puertas para impedir el paso, otros con tenazas las rompían, alegando que eran públicos y que siempre habían transitado por allí.

    La cuestión ahora es poner un poco de orden donde antes no lo había.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook