Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Cerdos vietnamitas

    Durante un tiempo estuvo de moda regalar cerdos vietnamitas. Las tiendas de animales hicieron su agosto. Al principio comprarlos era muy caro, pero ahora en internet los ofrecen gratis. No sé si la moda la impuso el actor George Clooney, que paseaba su mascota como si fuera un perro, ataviado con su arnés, pero la cuestión es que se están convirtiendo en un auténtico problema. Se ven piaras enteras, rondando casas y parques, con el consiguiente peligro para la población.

    En Xàbia a un vecino se le han escapado del recinto donde los tenía encerrados y unos vándalos han ido con perros a azuzarlos y a  matarlos.

    La gente los compra como mascotas, sobre todo, ahora en Navidad y luego los abandonan. Lo que en un principio es un lindo cerdito, luego se convierte en un auténtico jamón de jabugo, criado en la dehesa extremeña. Un cerdo vietnamita adulto puede llegar a pesar más de 50 kilos, por lo que muchas veces tenerlo en casa se convierte en un problema, pero, desde luego, la solución no es abandonarlos a su suerte.

    Estos animales, aunque son muy domésticos, se adaptan muy bien a todos los hábitats y son muy prolíficos, además, de precoces. Una camada ronda los ocho ejemplares, incluso, más. Se han visto ejemplares híbridos mezclados con jabalí. El cerdo vietnamita, como ocurre con otras especies invasoras como el mapache o la cotorra argentina, terminan por desplazar a las autóctonas y generando problemas en el ecosistema.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook