Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 12
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Consecuencias de la derogación de la doctrina Parot

     

     
    Uno de los violadores que ha salido de la cárcel como consecuencia de la derogación de la doctrina Parot ha vuelto a intentar cometer una violación. Todos los dictámenes e informes médicos alertaban sobre la peligrosidad de este sujeto y de que pudiera volver a reincidir.
    Por desgracia se han cumplido los pronósticos.
    Me pregunto que pensara esta mujer que ha sido víctima de esta brutal agresión sexual sobre esta nueva jurisprudencia en pro de los derechos humanos, que ha dejado en libertad a violadores, traficantes de droga, pederastas o terroristas.
    Dónde está la cadena perpetua revisable para determinados delitos que prometió el PP en la reforma del nuevo del Código Penal anunciado a bombo y platillo por el señor Ruíz Gallardón?.
    A quién hay que pedir cuentas ahora? A los tribunales de justicia europeos o a los españoles?.
    Este individuo, que debería haber estado en prisión, cumpliendo la pena íntegra que le fue impuesta, sin ningún tipo de beneficio penitenciario, como Miquel Ricard, el asesino de las niñas de Alcásser que también está en libertad, seguramente, si se hubiera cumplido la ley y cuando digo la ley me refiero a la que dictaron los tribunales de Justicia españoles, que lo condenaron a 70 años de cárcel, no habría vuelto a cometer una agresión sexual porque estaría entre rejas.
    Y lo mismo puede volver a pasar con el resto de violadores que han salido de prisión.
    En el caso de los violadores y todos, absolutamente, todos los informes, estudios o diagnósticos médicos y psiquiátricos, que se han hecho confirman que el violador rara vez se reinserta y, por tanto, vuelve a reincidir. Ponerlos en libertad como ha sido el caso mientras no han sido rehabilitados es una auténtica temeridad que vulnera todos los derechos. Lo diga Bruselas o la santísima Trinidad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook