Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 20
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Consenso y diálogo

     

     
    El término unilateral me gusta bien poco y cuando se utiliza en política menos aún. El señor Mas ha dicho que no descarta actuar de manera unilateral, si el Estado finalmente no claudica a sus pretensiones soberanistas de celebrar el referéndum de autodeterminación convocado para el próximo 9 de noviembre.
    Prefiero mil veces la palabra consenso para resolver los conflictos que la palabra unilateral en cualesquiera de las situaciones. Pero, parece ser que ni el señor Rajoy ni el señor Mas están por la labor y prefieren seguir en sus posiciones, sin escuchar al otro y esto nos ha conducido sin duda a un callejón sin salida.
    En política hay que dialogar hasta la extenuación, acercar posiciones, buscar puntos de encuentro, aunque haya muchas divergencias, y uno y otro estén en las antípodas ideológicas, que no es el caso, pero me temo que tanto uno como otro se dedican a lanzar sus soflamas para contentar a la galería, sin darse cuenta de que en política hay que sacrificar muchas veces los intereses particulares en favor de los colectivos.
    El PP sin darse cuenta o siendo conscientes de ello, no lo sé a ciencia cierta, con sus mensajes anticatalanistas ha avivado el sentimiento nacionalista, que no existía en Cataluña, desde luego no con la misma fuerza e intensidad que ahora y por su parte, CiU y sus socios de gobierno, han hecho lo mismo, pero a la inversa, acusando al estado español de ser los responsables de todas sus penurias y lanzando mensajes antiespañolistas.
    La oposición ,por su parte, tampoco ha jugado un papel de árbitro de la situación. Y así están las cosas con varios frentes abiertos y lo peor, sin visos de resolverse. En democracia la receta siempre es consenso y diálogo. Ni el ordeno y mando ni gobernar a golpe de decreto ni mucho menos actuar de forma unilateral son la solución.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook