Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 03
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Cuando la barbarie no tiene límites

    La crueldad del EI parece no tener límites. Hoy conocíamos la noticia de que el joven piloto jordano, que cayó en poder de los yihadistas el pasado 24 de diciembre tras estrellarse su avión en el norte de Siria ha sido quemado vivo. De nada han servido los llamamientos para su liberalización. Jordania ha confirmado la veracidad de las imágenes, que han sido difundidas en un vídeo colgado en internet.
    El EI pretendía canjear al militar jordano por una terrorista de Al Qaeda, presa en Amán.
    Dentro de una jaula y rociado con gasolina. Este ha sido el fatídico desenlace para Moaz al kasasbeh, el joven piloto jordano de 26 años que participaba en los bombardeos contra el EI. Una muerte atroz, cruel, salvaje, que demuestra la barbarie de este grupo terrorista, que quiere extender a Siria e Irak su califato del terror. No les basta con decapitar a sus rehenes y exhibir sus cabezas como parte del botín o practicar la mutilación genital a miles de niñas o masacrar a civiles inocentes. Sus espeluznantes crímenes van todavía más lejos, como hemos visto hoy con la muerte del militar jordano quemado vivo dentro de una jaula.
    Unos días antes un periodista japonés era decapitado, al negarse el gobierno nipón a pagar un rescate por su liberalización. Japón no cedió al chantaje terrorista.
    Las últimas victorias de los soldados kurdos en suelo iraquí, con ayuda de la coalición internacional, liderada por EEUU y el repliegue de los terroristas del EI han puesto nerviosos a los yihadistas, que van perdiendo terreno ante la ofensiva militar, aunque siguen controlando una parte importante del país.
    Los bombardeos de la coalición internacional deben intensificarse para doblegar a los terroristas del EI. Pero, además, hay que cortar la vía de financiación, que hace de esta organización una de las más poderosas y ricas. El dinero no sólo procede del petróleo o de las plantas de gas que controlan. Algo tendrán que decir en este sentido las monarquías del Golfo Pérsico como Arabia Saudí, Kuwait o Qatar.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook