Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 12
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Declaraciones injuriosas de Sortu

    Tras la detención por parte de la Guardia Civil  de 16 personas entre ellos varios abogados de la formación abertzale Sortu, acusados de blanqueo , fraude y otros delitos fiscales,  el parlamentario de EH-Bildu y presidente del brazo político de ETA, Hasier Arraiz,  ha comparado la operación desarrollada por la Guardia Civil con el brutal atentado de hace unos días contra el semanario satírico 'Charlie Debdo', que se saldó con 12 muertos y una docena de heridos.

    Las palabras de Arraiz, que dice defender las ideas con bolígrafo y papel, aunque para ello califique al estado español de 'terrorista' y a la política penitenciaria de 'criminal', ayudan bien poco a la pacificación y normalización de Euskadi, tras el alto el fuego unilateral decretado por la banda terrorista ETA hacer ahora cuatro años.

    Comparar el brutal atentado de París con la operación desarrollada por la Guardia Civil no sólo me parece espantoso, descabellado y constitutivo de delito, algo que deberían dirimir los tribunales de justicia sino que, además, denotan un deprecio absoluto hacia las víctimas.

    Los calificativos que utiliza el tal Arraiz para referirse al Estado español al que califica de terrorista , criminal o vengativo esconden a las claras un odio y un rencor injustificables en un estado de derecho y de una sociedad como la vasca que está firmemente comprometida con la democracia, la paz y la convivencia.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook