Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 01
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Día de luto en el fútbol

     

    Un seguidor ultra del Deportivo de La Coruña ha fallecido, tras la reyerta que se produjo en los aledaños del Vicente Calderón pocas horas antes del partido entre aficionados ultra del Atlético de Madrid  (Frente Atlético) y del Deportivo (Riazor Blues).

    Una muerte más que ensombrece el bello deporte del fútbol, que nada tiene que ver con la violencia que se respira en muchos campos de fútbol, donde la presencia de grupos violentos es una constante y nada se hace por evitarlo.

    Nada más conocerse la noticia del fallecimiento del seguidor del Deportivo, los presidentes de ambos clubes de fútbol condenaron los hechos y lamentaron el incidente. Sin embargo, la presencia de aficionados ultras en los estadios es habitual y frecuente, además, de contar con el beneplácito de los presidentes y de las juntas directivas, que llegan a subvencionar viajes a estos energúmenos.

    Nunca les han prohibido la entrada al campo, permiten que lancen y profieran insultos racistas, consienten la presencia de banderas y símbolos nazis en los estadios.

    Bastaría con aplicar el Código Penal para que esto no ocurriera, pero parece que otros prefieren mirar hacia otro lado.

    En los partidos considerados de alto riesgo se movilizan centenares de efectivos de la policía nacional para garantizar la seguridad en los estadios y en los aledaños, pagados con los impuestos de todos los ciudadanos: nos  guste o no el fútbol.

    Lo ocurrido este pasado fin de semana no es un hecho aislado ajeno al fútbol, aunque algunos quieran verlo así.

    Hay que erradicar la violencia en el fútbol. Y lo primero que hay que exigir es que los clubes de fútbol se comprometan de verdad y no permitan la presencia de hinchas ultras en sus estadios. Es tan sencillo como negarles la entrada. Saben quiénes son y qué grada ocupan. Y la segunda y no menos importante es que los jugadores den ejemplo en el terreno de juego para que esa lucha sea efectiva.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook