Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Diálogo de sordos

     

     
    Tanto el señor Artur Mas como el señor Mariano Rajoy, a la sazón presidente del Gobierno siguen sin quererse escuchar y así es imposible llegar a ningún acuerdo o entendimiento. Dos no discuten si uno no quiere. Aquí falta que los dos se pongan de acuerdo para dialogar, algo que por otra parte, debería ser de lo más normal en el ámbito parlamentario, aunque las diferencias sean palmarias.
    Sin embargo, Mariano Rajoy sigue impertérrito en su discurso y  dice que no hay nada que dialogar fuera de la Constitución.
    Por su parte, Más ha radicalizado aún más su discurso nacionalista, al buscar apoyos con el partido escindido de ERC, que reclama la independencia de forma unilateral.
    El presidente catalán sigue adelante con su pretensión de realizar la consulta, sí o sí, aunque el Tribunal Constitucional haya declarado ilegal la decisión del Parlamento catalán de celebrar la consulta soberanista.
    El próximo martes en El Congreso de los Diputados, donde, por cierto, ni el señor Mas ni el señor Oriol Junqueras, impulsores de la iniciativa, van a estar presentes defendiendo la consulta sino que serán otros quienes lo hagan en su nombre, es más que probable que la mayoría del Parlamento, más de un 80%, tumbe la vía nacionalista, como ya lo hizo con el Plan Ibarretxe.
    Del Tribunal Constitucional, ya han dicho que es un órgano politizado, aunque en este caso haya habido unanimidad de los 12 miembros que lo integran, declarando ilegal la consulta. Supongo que del Parlamento, que es el órgano soberano donde reside la voluntad del pueblo, tampoco reconocerán el resultado que de él emane. Sólo conceden autoridad al Parlamento catalán.
    También hay unanimidad en todos los foros y organismos internacionales, FMI, BCE y demás instituciones europeas , que una hipotética independencia de Cataluña, la dejaría fuera de Unión Europea como miembro de pleno derecho y, por tanto, fuera del euro.
    Me sorprende que este hecho no sea valorado en la justa medida por la clase empresarial catalana como se merece por la trascendencia que tendría para Cataluña y para el resto del estado español por las consecuencias tan negativas que traería para ambas economías.
    Sorprende doblemente porque la clase empresarial y la burguesía catalana han sido siempre los principales aliados de CiU y sus principales valedores.
    Si el principal obstáculo es la Constitución ¿por qué no se abre un debate para reformar nuestra Carta Magna?. Si en el año 1978, los españoles fuimos capaces de ponernos de acuerdo en aquel momento, muy complicado por cierto, ¿por qué no vamos a ser capaces de hacerlo ahora?. ¿Qué miedo hay?.
    PP y PSOE lo hicieron para poner un techo al déficit público siguiendo las recomendaciones de Bruselas.
    Ahora son muchas las voces que reclaman esos cambios en una Carta Magna que se ha quedado obsoleta en muchas cosas entre otras porque la sociedad de entonces no se parece en nada a la actual, no sólo en la configuración del modelo territorial y la Constitución, conjunto de leyes de un Estado, no puede ser una fotografía fija de un momento determinado ni mucho menos convertirse en un problema que esté en boca de muchos ciudadanos, muchos de los cuales, ni si quiera la votaron entonces, pero  tienen el mismo derecho como nosotros a decidir qué Constitución quieren y cuáles son las normas que nos han de regir en el futuro.
     
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook