Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 27
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El caso Banca Catalana, veintiocho años después

     

     

    Corría el año 86. Banca Catalana celebraba su junta anual de accionistas. Mi padre, Patricio Simó Aynat, era por aquel entonces accionista tanto de Banca Catalana como del Banco de Alicante, entidad que fue adquirida  por Banca Catalana por más de 3.000 millones de las antiguas pesetas.

    La compra del Banco de Alicante fue muy polémica. Hubo muchos consejeros que desaconsejaron la compra, mientras que otros, alegaron que era la única forma que tenía la entidad  de expandirse.

    En cualquier caso, mi padre tomó la palabra en aquella polémica junta para pedir que se investigara a Jordi Pujol y a sus ex consejeros por su actuación en la crisis de la entidad barcelonesa. Ver El País de 15/10/86.

    La intervención de mi padre varias veces interrumpida fue precedida de abucheos y silbidos. La guinda la puso cuando en tono irónico dijo que el Banco de Alicante sólo tenía el nombre.

     La fiscalía general del Estado, encabezada por el fiscal Jiménez Villarejo, se querelló contra los ex directivos de Banca Catalana, 18 en total, incluido el señor Jordi Pujol, por aquel entonces vicepresidente ejecutivo de la entidad. Se les acusaba de apropiación indebida, falsedad en documento público y maquinación para alterar el precio de las cosas.

    El caso pasó a la Audiencia de Barcelona que sobreseyó el caso., pese a calificar la gestión de 'imprudente y desastrosa'. 8 jueces se manifestaron a favor del procesamiento de Jordi Pujol y 33 magistrados en contra, al no ver indicios racionales de criminalidad en su actuación.

    Tampoco el Banco de España que nombró tres interventores sospechó de nada irregular, como ahora ha pasado con las Preferentes o con  las cajas de ahorro. Nada irregular.

    Veintiocho años después de aquel  'escándalo', la policía sitúa el origen de la fortuna amasada por Jordi Pujol en la caja B de Banca Catalana.

    Lo que no se supo entonces, a lo mejor lo empezamos a saber ahora.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook