Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 27
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El genocidio de Gaza

     

     

    El silencio de la comunidad internacional ante los graves acontecimientos que están teniendo lugar en Gaza es una auténtica vergüenza mundial. Los muertos ya superan el millar.

    Ningún país, incluido España, ha propuesto la adopción de medidas que sancionen al gobierno de Benjamin Netanjahu por los horribles crímenes que está cometiendo contra el pueblo palestino.

    En conflictos similares sí se ha hecho. Por qué ahora no?.  La diferencia es que en este caso, no estamos hablando de inexistentes armas de destrucción masiva, que justificaron una atroz intervención militar a gran escala por parte de la comunidad internacional, como ocurrió contra el régimen de Sadam Hussein en la guerra de Irak.

    ¿Por qué la comunidad internacional no toma medidas contra Israel?.

    ¿Por qué no se han aplicado sanciones económicas contra el gobierno de Netanyahu como sí se ha hecho en otras zonas en conflicto?.

    ¿Dónde está la ONU, que supuestamente defiende los derechos humanos, la paz y la seguridad internacional?.

    El lobby judío y su poder financiero y económico tiene mucha culpa de que esto sea así.

    En Gaza no hay petróleo ni refinerías ni minas de coltán, sólo seres humanos, muchos de ellos indefensos como ancianos, mujeres o niños, que huyen despavoridos de una guerra que les es ajena. Los que tienen la suerte escapar. Otros cuyos cuerpos aparecen mutilados son pastos de las bombas.

    Las imágenes en las que puede apreciarse a un buque de la armada israelí bombardeando una playa donde murieron tres jóvenes palestinos son dantescas y parecen sacadas del archivo de los horrores. El mismo horror que sufrieron los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

    El asedio del ejercito israelí sobre Gaza amenaza con convertir esta parte del planeta en un auténtico campo de exterminio.

    Israel alega que ejerce su derecho a defenderse, pero lo hace a sabiendas de que se enfrenta a un enemigo muy inferior, sin ejército, sin armamento convencional y sin el apoyo económico y militar de las grandes potencias internacionales.

    Los crímenes de Israel contra el pueblo palestino como el bombardeo contra una escuela o el asesinato de civiles son crímenes contra la humanidad y así deberían juzgarse por parte del Tribunal de Derechos Humanos de La Haya. Pero mucho me temo que no veremos a Netanyahu sentado antes ese tribunal ni a ningún miembro de su gobierno tampoco.

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook