Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 16
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    El lujo del cardenal Rouco Varela frente a la sencillez de Osor

    El cardenal Rouco Varela ha cambiado de morada. No contento con el Palacio Arzobispal lo ha dejado para irse a un modesto ático de 400 metros cuadrados, en pleno centro de Madrid, con dos plantas ,que dispone de 6 habitaciones y cuatro cuartos de baño y unas imponentes vistas a la sierra. Muy propio de la jerarquía eclesiástica, que no ha hecho votos contra la pobreza. Tampoco contra la castidad.
    Mientras su sucesor, el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, vive en un pequeño apartamento cedido por unas religiosas y no tiene intención de trasladarse al Palacio. También ha renunciado al coche oficial.
    La fastuosidad y ostentación del que fuera presidente de la Conferencia Episcopal hasta hace tan sólo unos meses, Cardenal Rouco Varela, de ingrato recuerdo para muchos católicos, contrasta con la imagen y con el mensaje cristiano, que el Papa Francisco quiere difundir, de una Iglesia pegada a la realidad social y al lado de los más pobres y de los más necesitados. De una iglesia caritativa y a la vez humilde, pero comprometida con los más débiles.
    Como creyente, aunque no practicante, me identifico más con ese mensaje, que con el materialismo, que preconizan algunos adláteres de la iglesia, que nada tiene que ver con el mensaje de Jesucristo.
    Frente a la pomposidad y el lujo que durante siglos ha sido seña de identidad de la Iglesia católica y de la que el cardenal Rouco Varela ha sido uno de sus mejores embajadores, me quedo con la riqueza inmaterial, pero tangible, que preconiza el papa Francisco, cuya denodada lucha por acabar con la pederastia dentro del clero le ha granjeado multitud de simpatías y de apoyos. También entre los no católicos, que ven en este Papa, un icono de la iglesia, próximo a los postulados de Jesucristo y alejado de la fastuosidad y el boato de sus predecesores.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook