Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 10
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El miedo a un hipotético triunfo de la izquierda radical hunde

    El adelanto electoral en Grecia, tras un posible nuevo rescate y la irrupción con fuerza en el panorama político de Syriza, primo hermano de Podemos, ha llevado a la bolsa del país heleno a caer casi un 13%, arrastrando al resto de parqués, incluido el Ibex-35, que se ha dejado más de un 3%.

    El temor de los mercados a una posible victoria de la izquierda radical en Grecia ha llevado al derrumbe de las bolsas de todo el continente.

    Un escenario similar al que se daría en Espala, si ganara, como pronostican las encuestas, la formación de Pablo Iglesias.

    Con esta afirmación tan tajante no quiero ser agorero ni azuzar el miedo, pero es más que probable que se diera el mismo escenario.

    Ya hay voces autorizadas, alertando sobre ese hipotético peligro.

    En economía, la inestabilidad política y el miedo a los cambios radicales se pagan muy caro.

    Las propuestas económicas de formaciones como Syriza o Podemos, tanto monta, monta tanto aparte de ser inviables como se ha demostrado con los números en la mano rozan lo esperpéntico.

    Establecer una quita sobre la deuda pública, previa auditoria, es un avance frente a lo que pretendían en un primer momento, que era sencillamente no pagarla, pero aún así es una autentica temeridad.

    Con eso sólo conseguiríamos que nos echaran del euro y que los demás países dejaran de prestarnos dinero. El BCE cerraría el grifo. Y sin dinero no se construyen hospitales,  ni colegios, ni autopistas, ni carreteras ni se pagan las pensiones de nuestros mayores.

    No les gusta hablar de los mercados, para ellos el origen de todos los males de la desigualdad está en los mercados, prefieren la economía planificada y la intervención del Estado en todos los sectores productivos de la economía, pero ese es el modelo comunista que llevó a la desintegración de la URSS y a la miseria más absoluta a los países de la antigua Unión Soviética.

    Por favor, no los tomen como ejemplo.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook