Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Extrema sequía

     

     

    Mi amigo Rafael Rovira colgaba hoy en el Facebook, las escalofriantes cifras de la sequía que afecta a esta comarca de la Vall d'Albaida. Desde el 1/9/2013 hasta hoy, día 1/8/2014, es decir, 11 meses, han caído 166 litros por metro cuadrado, según datos registrados en la Umbría de Ponce, a poniente de Ontinyent, de los cuales 40 corresponden a precipitaciones,  cuando la pluviometría en un año normal se sitúa entre 450-600 litros por metro cuadrado. Estamos, pues, ante un déficit hídrico, que no se conocía en mucho tiempo. Yo que ya sobrepaso la cincuentena, no he conocido nada igual.

    Las consecuencias para los cultivos de secano, mayoritarios en esta zona, principalmente, almendro, olivo y vid, pero también para frutales como melocotones, ciruelos o caquis,  como apunta Rovira son: merma de la producción,  perdida de la cosecha, incluso, la muerte del árbol. Este último caso ya se está dando, sobre todo, en almendros.

    Yo que tengo una finca agrícola en el término de Fontanars dels Alforins de viñedo y cereal estoy sufriendo las consecuencias de la sequía y como yo el resto de agricultores que hace tiempo que dejaron de mirar al cielo, esperando un rayo de esperanza.

    La Unió de Pequeños Agricultores i Ganaderos (UPA) cuantificaba en varios millones de euros las pérdidas ocasionadas por la sequía.

    La campaña ya está muy avanzada, me refiero a la vendimia. De hecho, esta semana empiezan a cosechar el blanco algunas bodegas de la zona. También debido al calor otras variedades tintas van a ver adelantada la vendimia respecto al año pasado.

    El agricultor no ha percibido ni una sola ayuda para paliar los efectos de la sequía. Eso sí, no ha dejado de pagar sus impuestos, que cada vez son más. Eso, sin entrar en más detalles, como, por ejemplo, el alza en los costes de producción: semilla, abono, gasoil, etcétera, etcétera.

    La declaración de zona catastrófica en este municipio de Fontanars dels Alforins no ha tenido por parte del gobierno valenciano ninguna contestación. Ni en un sentido ni en otro. Sabemos cómo están las arcas públicas: Vacías.

    Mientras esto ocurre y un sector como el agrícola se va a pique, el gobierno mira hacia otro lado, vanagloriándose por las cifras de desempleo que hemos conocido estos días y mirándose el ombligo.

    Los daños por la sequía no sólo afectan a la producción de este año, que ya se da por perdida sino que tendrá consecuencias el año que viene porque la falta de agua deja muy tocada a la planta y eso afecta a las producciones futuras, bajando rendimientos sino se seca la planta antes.

    La UE contempla una serie de ayudas para casos extremos como es el de la sequía. Entre los trabajos de los eurodiputados españoles está el de velar  y defender todos los sectores productivos de este país, como se ha hecho con la industria del automóvil y el sector agrícola tiene una importancia vital en el conjunto de la economía española como demuestra su aportación al PIB, aunque ahora ya no estemos en elecciones e importe poco hablar del sector agrario.

    Pero, independientemente, de lo que se pueda hacer desde Europa, España y el gobierno de la nación tienen la obligación de, en situaciones extremas, como es el caso, poner como se dice coloquialmente toda la carne en el asador y apoyar y defender a ultranza a los agricultores valencianos y de otras partes de España, que lo están pasando realmente mal y sin que desde las instituciones del Estado se les haga el más mínimo caso.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook