Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 28
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Igual que estábamos

    Tras el paripé del pacto entre PP y Ciudadanos estamos igual que estábamos, es decir, sin gobierno y ante una investidura fallida, la misma que criticó Rajoy cuando se presentó Pedro Sánchez, sin tener los apoyos suficientes. Un pacto que puede tener cierto valor político, no lo dudo, pero que en la práctica no sirve de nada. Un gesto de cara a la galería para meter más presión al PSOE y poco más. Una estrategia política con poca enjundia porque nos lo han querido vender como el gran pacto de Estado cuando realmente ha sido un bluf desde el principio hasta el final. Ni siquiera el documento de seis puntos de Ciudadanos, que era a priori irrenunciable para ese apoyo en la investidura de Rajoy se ha cumplido, entre ellos, la supresión de las Diputaciones, que fue el gran escollo con el PSOE. Tampoco las medidas de regeneración democrática son las que se anunciaron en un primer momento.

    Me imagino que la siguiente ficha que le toca mover al PP, tras la negativa de Sánchez a abstenerse en la investidura, es esperar a los resultados de las elecciones vascas y gallegas, que se celebran en septiembre y, en función de los resultados que obtenga el PNV, si no son del todo malos para los nacionalistas y vuelve a ganar, apoyar un eventual gobierno del PNV a cambio de esos cinco diputados más Coalición Canaria, que le harían falta al PP para sacar adelante la investidura.

    Si también esta opción resultara fallida, no queda otra que convocar elecciones en diciembre para vergüenza de nuestra clase política.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook