Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 05
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Infierno en Xàbia

    Xàbia vive estos días un auténtico infierno. De momento, han ardido más de 800 hectáreas y hasta el miércoles, según los bomberos, no se dará por extinguido el incendio debido a la virulencia del mismo, que ha obligado a desalojar de sus viviendas a miles de personas. Parajes enteros protegidos han sido pastos de las llamas como la famosa cala de la Granadella, una de las maravillas naturales de la Marina. Terrible. Una imagen dantesca, que ojalá no volvamos a ver.

    Según las primeras investigaciones, todo indica a que el fuego fue intencionado, al detectarse varios focos.

    No sé si atribuirlo a la casualidad o a la locura de un pirómano, pero los numerosos incendios que han tenido lugar este verano en la Comunidad Valenciana y en el resto de España, y que ya se han llevado por delante miles de hectáreas, coinciden con la entrada en vigor de la nueva Ley de Montes, aprobada por el PP,UPYD y UPN, que permite construir en suelo calcinado, sin que tengan que pasar 30 años, que era el tiempo que establecía la anterior ley de 2003. La Ley deja en manos de las CCAA, que tienen transferidas las competencias en esta materia, la potestad de cambiar el uso forestal del suelo en función del interés público. Y qué se entiende  por interés público?

    Un campo de golf, lógicamente, no es de interés público, pero sí lo es un colegio o un hospital. ¿También pueden considerarse de interés público  las viviendas y las zonas residenciales?.

    En lo que llevamos de año han ardido más de 35.000 hectáreas. Los hay quienes quieren ver la botella medio llena, en lugar de medio vacía y se contentan con decir que es el año con menos incendios y menos hectáreas calcinadas. Sea como fuere, me parece patético frivolizar con las cifras.

    Todos los grupos políticos deberían reconsiderar la Ley y modificarla para evitar que algunos desalmados saquen provecho de los incendios y acaben con una parte sustancial de nuestro ecosistema.

    Esta ley que entró en vigor en 2015 fue criticada duramente por los grupos ecologistas por entender que favorecía la especulación urbanística. Los hechos son los que son. Y Xàbia es una ciudad costera, hermosa, turística, muy apetecible para los especuladores.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook