Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 04
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Joan C. Martín, enólogo, escritor y dtor del Aula Vitivinícola

    " La calidad ya no es un atributo del producto sino una exigencia del mercado"

    Lleva escribiendo sobre el mundo del vino casi 35 años. Joan C Martín acaba de publicar la superguía de los vinos 2016, un éxito de ventas como lo fue la anterior edición de 2015. Sólo en Cataluña lleva cinco semanas entre los 10 primeros libros más vendidos. Defensor a ultranza del territorio y de su ordenación y partidario de aumentar las DO para proyectar mejor el valor de la diferencia y la singularidad de cada vino, lo cual ayudaría a mejorar los precios medios; denuncia, sin embargo, el interés de algunos grupos de especuladores, que quieren reducirlo a una sola gran DO, lo cual tendría, en su opinión, pésimas consecuencias para el vino valenciano.

    Joan C. Martín, enólogo, escritor y dtor del Aula Vitivinícola

    1.- ¿Por qué una guía de vinos de supermercado?

    Los Supervinos es una publicación destinada, sobre todo, al consumidor de vinos que entra en un supermercado o similar a comprar vinos. La guía Los supervinos está para ayudar en la compra, cuando este consumidor se sitúa delante de un lineal, y no sabe  escoger entre las diferentes vinos del lineal.

    2.- Cuando yo acudo a una gran superficie y me dirijo a la sección de vinos y no conozco ninguna marca. ¿En qué debo fijarme para elegir un buen vino y no equivocarme?

    Comprando y leyendo la guía. Pero si conoce algún  vino y es de su confianza, le gusta y le satisface, siga su instinto. También  que  lean bien la información de la etiqueta y la contraetiqueta. En la contraetiqueta debe haber información  importante para tomar una decisión. No me refiero a consejos para consumo (este vino es bueno para el sushi o para el arroz) ni si hay poesía  de que este  vino es flor de Getsemaní.  Eso no dice nada, no es información. Pero, sí dice: variedades, tipo de procesos, barricas, lugares y, sobre todo, la fecha de envasado es capital. Eso ayuda mucho. También   hay que agacharse y mirar las estanterías  inferiores del lineal, allí hay vinos que no rotan mucho, pero que son muy buenos y también son una buena oportunidad.

    3.- Explíquenos, brevemente, cómo se ha desarrollado todo este arduo trabajo para elaborar la guía porque creo que se han catado más de 650 vinos para finalmente seleccionar 150. ¿No debe haber resultado nada fácil?

    Es una cuestión de método,  caté desde finales de febrero hasta finales de junio 676 vinos. La cuestión capital es la ficha de cata. Hay que valorar, además, de calidad  y origen,  la relación calidad -precio y las características y el valor según tipo. Hay 10 ítems que se valoran de 1 a  10, se suma la puntuación y se promedia. Se califica por tanto de 1 a  10 como en la escuela de toda la vida. Todo el mundo sabe que es un aprobado, un suspenso, un notable pelao y un sobresaliente. Lo más difícil es  la logística. Compro vinos en diferentes regiones   y los cato en Valencia. Algunas cadenas lo envía a sus centros de Valencia y paso a recogerlos. En otros casos ,usamos la mensajería. Pero en la guía no pude salir un vino si no se ha comprado en el supermercado.

    4.- La guía de los supervinos de 2015 debe andar, si no me equivoco, por la sexta edición y batió récord de ventas el año pasado, convirtiéndose en la mejor guía de vinos de España y esta que acaba de presentar ahora va por la 3ª edición y no ha hecho más que salir al mercado.  ¿Cree  que hay más interés por el mundo del vino en general?

    La guía de Los Supervinos está en su 6ª edición, yo soy autor de las 2 últimas, que como dice son un éxito editorial. Especialmente, la ultima de 2016, que en 3 meses en las libreras lleva ya 3 ediciones (salió  en la segunda quincena  de setiembre 2015) es un bestseller.  En no ficción, en castellano. En Cataluña lleva 5 semanas  entre los 10 primeros libros más vendidos, y una semana ha sido el libro más vendido y dos  en segunda posición. Sí, yo creo que hay mucho interés por el vino, cada día más.

    5.- En el prólogo del libro se quejaba de que cada día es más frecuente la presencia de vinos elaborados por las bodegas que los grandes grupos han ido adquiriendo en las diversas DO como Rioja, Ribera o Rueda, pero también en la Mancha y que los vinos elaborados por bodegas pertenecientes a estos grandes grupos  en estas DO se parecen muchos unos a otros. ¿Eso no les resta personalidad? Al final tenemos un producto muy parecido.

    Cierto, critico esto en la guía, entiendo que los grandes grupos (aunque pasa esto más en los de centro de la península que en los catalanes y riojanos,  que son las tres zonas que concentran la mayoría de los grupos), tengan un procedimiento estándar de seguridad   para que sus vinos estén impecables desde el punto de vista de la exigencias,   pero creo que resta personalidad y no se nota el tipismo de  esa  DO (un ribera es distinto de un toro y este de un valdepeñas o un navarra, y un rueda nada tiene que ver con riasbaixas o un blanco  manchego  por poner unos extremos del espectro vinícola)    Creo que los controlliers técnicos  y la alta dirección de estos grupos deberían darle autonomía  a los enólogos  que tengan en Rueda, Ribera del Duero, Toro o Valdepeñas.

    6.- Cuáles han sido los hallazgos más sorprendentes que se ha encontrado en tintos, rosados o blancos, tras catar más de 650 vinos.

    Me han  gustado y sorprendido agradablemente la nueva generación  de rosados, estos se habían  dejado de la mano. Pero los rosados pueden ser grandes vinos. Y así lo han demostrado unas bodegas. Que la gente pruebe el  Marqués de Cáceres rosado, uno de los mejores que se han hecho nunca o el Cesilia  Rose, o el Alex de Navarra o el Catedral de León,  o el Corazón  Loco de la Manchuela. Ya se había visto algo en la edición  anterior, pero en esta se ha confirmado. También los tintos de Empordà, Terra Alta, Alicante, Toro y Bierzo.

    7.- De los 150 vinos que recoge el libro, 118 valen menos de 7 euros y el resto, es decir, 32 considerados megavinos cuestan menos de 15 euros. Esta guía echa por tierra la creencia de que un buen vino tiene que ser necesariamente caro.

    La guía Los Supervinos lo que reproduce y, además,  exactamente,  son segmentos de precios del vino. Esta coincidencia es resultado del  trabajo profesional del autor, cierto, pero también de la realidad imperante de los precios de vino en el mercado. Las estructuras de precios  son muy claras, quien no las sigue no tiene ni idea de dónde está (algunos vinateros y políticos autonómicos)   ni tampoco una estrategia de marketing efectiva. Casi  el 5%  de los vinos vendidos en alimentación están en la horquilla entre 7 y 15 €, quien no atienda esto está listo. Afortunadamente, se ha normalizado la cuestión del  precio. Un buen vino no tiene por qué ser caro, ni un gran vino tener un precio prohibitivo. Creo que todo el mundo  sabe que la calidad ya no es un atributo del producto sino una exigencia del mercado. Ya se dice por ahí que no hay vinos malos y es cierto. Pero,  quiero señalar dos casos; hubo un tiempo que algunos grandes vinos (los top top, de Priorat, Ribera, Rioja y algún vino de pago codicioso) abusaron, enólogos  mediáticos  y vinateros especuladores del precio  que tienen o tenían  una mentalidad rentista y no profesional  ni empresarial.  Se creían fan fan la tulipe y abusaron de la demanda, eso es irreal. Finalmente se impuso la cordura. Si hay un gran vino que tiene un alto precio está justificado por su  escasa producción  en  la viña, su rendimiento respetado y su corta edición de botella. Quien quiera este vino, que pague lo que piden por él, pero más allá de esto hay  grandísimos  vinos  a un precio justo. Están en el mercado, junto a los otros buenos vinos. La guía lo ha detectado  e informa sobre ello. Ya dijo Machado con su gran sabiduría que es de necios confundir valor y precio.

    8.- Usted ha dicho que los valores de los vinos españoles son: la diversidad, el territorio y la calidad varietal autóctona. ¿Se reafirma en estas palabras?

    Sí, por supuesto, es su gran riqueza y la causa de su éxito en los mercados internacionales, sobre todo, desde que aquel magnífico equipo  de técnicos y altos funcionarios del ICEX pertenecientes al Ministerio de Economía  durante la década   de los 90. Diseñaron una estrategia de presentar la diversidad como buques insignias todos  los vinos, no solo los de dos zonas.

    9.- Resalta como algo positivo, el espacio cada vez mayor, que los supermercados dedican a las nuevas DO y a las pequeñas bodegas, así como, a los vinos nuevos y diferentes. Parece ser que algo está cambiando en el mundo del vino y a mejor. ¿O no es así?

    Naturalmente, es una bendición, pero  tienen  que  apoyarlo mucho más. El vino en el sector de la  alimentación  se puede comprar en vinotecas, mantequerías, colmados, bodeguers, por correo, on line,  en un club de vinos, o haciendo enoturismo, por eso los supermercados se han dado cuenta que la diversidad es un valor comercial para atraer alpúblico  y lo apoyan a diferencia de hace 10 o 20 años, que solo tenían  sota, caballo y rey. En definitiva, han copiado  las vinotecas y tienda para vinófilos.

    10.- Cuando Parker da un vino 100 puntos, la añada se agota y el precio se multiplica. ¿Qué importancia hay que darle a las críticas de los gurús y hasta qué punto nos deben influir?

    Yo haría poco caso a  lo que decimos. Yo no soy un gurú  (además  en vinos,  ¿qué es ser un gurú?, ¿han elaborado vinos alguna vez estos señores? ¿los han vendido arreu el mon?).  Yo lo que le diría a la gente, es que se fie de su propio gusto, de su instinto y que acoja  las recomendaciones de los comunicadores de vinos con una cierta dilettancia (en algún caso con pinzas y guantes).

     En cuanto a mí, yo procuro aconsejar siempre con razones. Desde hace casi 35 años que soy escritor de vinos, soy argumentista, estableciendo una interacción  con el lector, que debe finalmente hacer caso a sí mismo, y no a  los demás. ¿Cómo? Formándose,  leyendo muchos buenos libros de vinos y viticultura, leyendo y comparando etiquetas (aquí se descubre un mundo), visitando museos del vino y etnología, sedes de D.O,  bodegas.

    11.- Seguimos con un consumo muy bajo de vino por habitante y año en relación con la media europea, alrededor de 20 litros y, sin embargo, somos uno de los principales productores del mundo después de Italia.¿ Cómo cree que habría que incentivar su consumo de una manera responsable?

    En las estadísticas  del consumo de vino es España hay algo raro. Yo no me fio de lo que dicen. Estas cifras del consumo per cápita,  es el resultado de dividir el consumo de vino interior entre los habitantes de España. Pero, por otra parte, cada vez producimos más y descontado la exportación  ¿dónde va ese vino? Hay algunos megavinateros,  que andan con este rollo y manipulan las estadísticas.  Además,  porque siempre se habla de esto, porque se habla siempre del vino como  problema. La gente no es tonta, sabe, piensan que si se bebe poco vino según le dicen,  será por algo y desconfían. Los que manipulan las estadísticas,  creo que quieren siempre “más jornal”, es decir, van de pedigüeños en las administraciones para que les den dinero  para publicidad o que le quiten controles de calidad. Es muy extraño, pero sí de toda la producción de vino 10,000.000 de hectolitros van al mercado interior ¿quién se bebe este vino? Eso son 1,250.000 millones de botellas al año, lo cual no es pecata minuta. Yo creo que la gente bebe bien el vino, lo consume moderadamente y bebe el vino en las comidas y en algunas culturas regionales de aperitivo. Que es como se debe beber. En USA  las estadísticas  del vino se calculan solo sobre la legal population,  es decir, con la población  mayor de 18 años. Los menores de edad no pueden ni deben beber vino, no olvidemos esto. 

    12.- En España elaboramos muy buenos vinos, sin embargo, no somos capaces de venderlo igual de bien que los franceses o los italianos. Me refiero, obviamente, al precio. Seguimos siendo muy baratos para la calidad de nuestros vinos. ¿Qué falla en la cadena?

    La culpa la tiene la organización de la producción,  no el mercado ni la calidad  de los vinos que  como dice usted es buenísima. Francia tiene 571 D.O.  e Italia 400. Con mas D.O.  se puede proyectar mejor el valor de la diferencia y la singularidad de cada vino. Ir a un mercado global con grandes masas de vino, te condena a la parte baja del precio del vino, eso es lo que pasa.

    13.- En España tenemos 69 Denominaciones de Origen. Francia o Italia  tienen muchas más. ¿Usted es partidario de que haya más DO o de dejarlo como esta?

    Esta es la respuesta más clara a la pregunta anterior. Para estar  posicionados en el mercado, el  segmento que merecen nuestra calidades, en esa posición que  disfrutan Francia e Italia hay que segmentar la producción, hacer más DO,s, ordenando el territorio y proyectando esta diversidad y singularidad, solo así se podrá  mejorar los precios medios en la exportación (hoy muy bajos),  incrementando de paso la rentabilidad del margen bruto de las bodegas, que hoy está por debajo del que se merecen esos vinos.

    14.- Pregunta obligada para terminar. ¿Cómo ve el futuro del vino valenciano? ¿Es optimista? ¿En que habría que mejorar?

    Hay grandes calidades y hemos avanzado mucho en tecnología   y enología, pero también  hemos perdido miles de hectáreas de un patrimonio no solo ya vitícola  sino vegetal. Lo cual es gravísimo.  Los vinos de la Comunidad Valenciana son deliciosos y mis preferidos, como siempre digo, acuñando una frase que será perenne:  “Los vinos de la Comunidad Valenciana aúnan  pasión  y razón” , que es por otra parte mi personalidad  como  valenciano y valencianista.  Pero,  si no se soluciona el problema del atraso de la ordenación del territorio, fracasaremos estrepitosamente. Vamos en contra del mercado y de la historia, tenemos las mismas D.O, s que hace 32 años. Hay un grupo de especuladores y sus cómplices  (vinateros narcisistas, políticos autonómicos  y alguna cooperativa), que quieren reducirlo a una sola gran D.O.  Si se hace esto, el vino valenciano retrocederá   a situaciones  de primitivismo, granelismo y especulación, que es lo que quieren algunos,  aunque en realidad, ya se ha iniciado el proceso. Por tanto, tenemos que trabajar en la creación  de una nueva ordenación del territorio   vitivinícola de la Comunidad Valenciana, donde haya al inicio  9 D.O. que son ya reconocibles por todos de facto, aunque desgraciadamente no de iure.  Una nueva ordenación del territorio vitivinícola nos haría ir a favor de la historia y los mercados. Como lo han hecho en Castilla-León, Cataluña, Languedoc.  Solo así  nos salvaremos del desastre y podremos hacer justicia con nuestras calidades, triunfar en precios y fama.  Y si no al tiempo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook