Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio sim贸 gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio sim贸 gisbert

patricio sim贸 gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opini贸n sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una 贸ptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguir茅 intent谩ndolo.


Archivo

  • 13
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La estafa de Bankia no tiene fin

    Es de locos que muchos ahorradores que invirtieron su pecunio en Bankia o Caja Madrid en productos tóxicos como las Preferentes o las acciones subordinadas hayan tenido que recurrir a la justicia para recuperar su dinero.

    Ancianos que no sabían leer ni escribir y que en muchos casos firmaban con la huella digital la compra de preferentes, aconsejados por el empleado de turno  de la entidad, siguiendo indicaciones de más arriba fueron conscientemente engañados y estafados, depositando los ahorros de toda su vida en manos de unos sátrapas.

    El goteo de casos ganados en los tribunales de justicia no cesa. Pero eso supone entrar en más gastos de abogados, procuradores, etcétera. La última ha sido una pensionista de 84 años de Genovés. La entidad ha sido condenada a devolverle los 11.000 euros que invirtió en productos tóxicos. La anciana que no sabía leer confío en lo que el empleado de la entidad le ofrecía en ese momento y que a su parecer no tenía ningún riesgo y era un producto líquido, es decir, fácilmente realizable en dinero. La anciana vio como en poco tiempo ese dinero se esfumaba de su cuenta y lo que entonces valía 11.000 euros, hoy pasaba a valer cero euros.

    Los bufetes de abogados que no tenían trabajo se han visto desbordados ante la cantidad de demandas presentadas y los juzgados no dan a basto.

    La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri y que dice haber ganado 241 millones en el tercer trimestre del año y que, previsiblemente, va a repartir un dinero a cuenta con cargo a los beneficios, la misma entidad que sólo hace unos años  recibía ayudas del Estado para no ser rescatada por valor de más de 22.000 millones de euros por la mala gestión y  los espurios negocios de sus dirigentes, bien podría congelar ese dividendo que espera repartir el año próximo o destinar una parte de las ayudas recibidas por el Estado a devolver el dinero que estafó a sus clientes, sin que sean los ciudadanos los que tengan que recurrir a los tribunales de justicia para que les devuelvan, lo que por derecho propio era suyo y que unos sinvergüenzas les arrebataron sin ningún pudor.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook