Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 15
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las leyes están para cumplirse

     

     

    Los llamamientos a la insumisión o a la desobediencia civil, en cualesquiera de las formas, que defienden algunas formaciones políticas como es el caso de ERC, que ya ha dicho que no acatarán la sentencia del Tribunal Constitucional, si finalmente prohíbe la consulta, me parece que no son la mejor forma de defender unos principios, como son en este caso, el derecho a decidir y a la independencia, si así lo desea la mayoría del pueblo catalán.

    Actuar al margen de las leyes, en este caso la Constitución, no sólo es ilegal e inconstitucional sino que, además, es un delito que está tipificado en el Código Penal.

    Las leyes están para cumplirlas; nos gusten o no y cuando no lo hacemos, nos exponemos a las consecuencias derivadas de su incumplimiento; sean penales o económicas.

     El respeto y el cumplimiento de la ley es la primera regla básica de un Estado de Derecho.

    Los independistas invocan el derecho a decidir y a sacar las urnas a la calle el próximo 9N. Les da igual el coste político y económico, que tendría para Cataluña y también para el resto de España quedarse fuera de la UE como miembro de pleno derecho. Les importa poco o muy poco, si se quedan fuera del euro con todo lo que ello supondría para las empresas y la industria catalana. Les importa poco o bien poco, de dónde van a obtener financiación para pagar los colegios o los hospitales.

     El fin es conseguir la independencia a cualquier precio y, por supuesto, la ley no es ningún obstáculo para lograr sus aspiraciones independentistas. Nunca lo ha sido.

    En democracia las leyes no se violan, se cambian, siempre que lo decida la mayoría.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook