Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 13
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Libertad para Leopoldo López

    El núcleo duro de Podemos, créanme que lo hay, con Teresa Rodríguez a la cabeza, que no ha tenido ningún reparo en comparar la justicia francesa y española con la de Venezuela y se ha quedado más ancha que larga, sigue sin condenar el encarcelamiento de Leopoldo López, el opositor al régimen de Nicolás Maduro condenado a 14 años de cárcel, bajo la falsa acusación de conspiración y de ser el cabecilla e instigador de las revueltas de hace un año. Todos los regímenes totalitarios se inventan esta clase de patrañas para encarcelar a los disidentes.
    El juicio que ha sido una pantomima se ha celebrado a puerta cerrada, sin ningún tipo de garantías procesales para el acusado y negándole el derecho de defensa.
    Ni siquiera el ex presidente Felipe González que quería encargarse de su defensa pudo reunirse con el líder opositor.
    Venezuela como ya denunció el propio González vive una dictadura encubierta que ha lastrado al país a unas cotas de pobreza alarmantes, no sólo económicas sino también sociales y políticas.
    Dentro de unos meses se van a celebrar elecciones generales en Venezuela con el principal líder opositor encarcelado. La garantía de unas elecciones libres y democráticas en el país más rico de América Latina junto a Brasil están más que cuestionadas.
    Sorprende que todavía haya gente que no condene estos actos de falta de libertad en un país hermano como Venezuela, y que, además tengan la osadía de darnos lecciones de democracia y de hablarnos en tono dogmático del respeto de los derechos humanos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook